Convergencia Y Divergencia

¡Compartir nos ayuda a todos!

Si lo que deseamos es conocer más sobre nuestro problema binocular o el de nuestro hijo, hay unos conceptos que posiblemente habremos oído nombrar a nuestro optometrista pero que quizás no hemos acabado de entender, nos referimos a las vergencias: convergencia y divergencia.

En este artículo nos gustaría aprender más sobre los conceptos de convergencia y divergencia que tan importantes son para trabajar nuestra visión binocular.

Al mirar un objeto a una distancia lejana, nuestros ejes visuales están paralelos y tienen un ángulo 0, significa que nos encontramos en una posición de relajación o, lo que es lo mismo, de divergencia

No obstante, cuando este objeto se aproxima a nosotros, nuestros ejes visuales han de converger hacia el objeto, lo que nos evita verlo doble. A medida que el objeto se nos va acercando, el ángulo entre nuestros ejes visuales será más grande, ya que estaremos haciendo más convergencia, lo que nos permitirá de calcular la distancia existente entre el objeto y nosotros.

Según nos muestra la Asociación Catalana de Optometría y Terapia Visual las distintas disfunciones binoculares son:

  • Exoforia básica: desviación latente de los ejes visuales hacia afuera de cerca y de lejos.
  • Endoforia básica: a diferencia de la anterior, es una desviación latente de los ejes visuales hacia adentro de cerca y de lejos.
  • Insuficiencia de convergencia: dificultad para estimular la convergencia de cerca y mantener el alineamiento ocular.
  • Exceso de convergencia: dificultad para relajar la convergencia después de actividades a distancia cercana.
  • Insuficiencia de divergencia: dificultad para relajar la convergencia de lejos.
  • Exceso de divergencia: dificultad para estimular la convergencia de cerca y mantener el alineamiento ocular.

¿Qué son las forias?

La foria ocular se refiere a la falta de alineación de los ejes visuales, pero ésta no es posible apreciarla a simple vista, sino a través de la realización de un test visual. 

Se trata de una desviación latente y se manifiesta únicamente cuando no hay estímulo visual en uno de los dos ojos, por lo que los ojos pierden la coordinación entre ambos y no hay una integración en el cerebro.

Para poder entenderlo mejor, nos gusta mucho el ejemplo que indica Rosa M. García en su blog. Nos indica que la foria se refiere a una desviación ocular pero interna, la cual no es posible notarse a simple vista y depende de los mapas mentales que se han producido en nuestro cerebro y no depende de los músculos del ojo. 

 La foria aparece cuando hay un desajuste entre lo que interpretamos a partir de nuestro mapa interno referente a la localización del espacio y de cómo realmente está dispuesto el entorno. 

Es decir, si un objeto se encuentra a cierta distancia nuestra, pongamos 30 cm, y nosotros lo podemos ver a 30 cm, significa que hay un equilibrio entre la realidad del entorno y lo que nuestro mapa interno interpreta, lo que se traduce a que no hay movimiento en los ojos y están alineados.

No obstante, si ese mismo objeto continua a 30 cm de nosotros, pero nuestro mapa interno nos indica que el objeto está más cerca de lo que realmente está (30 cm), significa que existe una foria, un movimiento en la alineación hacia dentro, es decir endo.

En cambio, si vemos el objeto, el cual está a 30 cm, más lejos de nosotros se traduce como una foria en movimiento hacia afuera, es decir exo.

¿Qué son las vergencias?

Las vergencias son alteraciones relativas a la coordinación entre los dos ojos para mantener ambos en un punto fijo.

Las vergencias a su vez, tal y como indica Rosa M. García, se relacionan con la capacidad de acomodación, es decir de enfoque. 

Si un objeto se encuentra a menos de 6 metros de distancia, utilizamos la convergencia y ésta será mayor a medida que el objeto se vaya acercando a nosotros. La divergencia aparece cuando dirigimos la mirada desde un punto cercano a uno lejano.

La convergencia se relaciona con la capacidad de estimular la acomodación al ver un objeto cercano al igual que lo hace el enfoque de una cámara fotográfica para poder verlo nítido y único (en una sola imagen y no doble). 

Y la divergencia, por su parte, se relaciona con la capacidad de relajar la acomodación al ver un objeto lejano, el enfoque se relaja para poder verlo nítido y único.

¿Qué es la convergencia?

Si buscamos el término de convergencia en un diccionario, veremos que se define como la unión o confluencia de dos o varias cosas en un punto determinado. Lo contrario a una convergencia es una separación o divergencia.

Si queremos fijar la vista en un objeto determinado, es preciso que alineemos y fijemos ambos ojos al mismo tiempo en ese punto donde se encuentra el objeto.

Para realizar el movimiento ocular que permita esa acción es preciso utilizar 6 músculos oculares, para poder recibir la información de forma correcta al cerebro de la imagen de cada una de las retinas. A esta habilidad se le llama, convergencia ocular. 

A medida que el objeto va cambiando de posición y se va acercando, los movimientos de convergencia van cambiando también la dirección de la mirada de ambos ojos hacia la nariz.

¿Qué es la insuficiencia de la convergencia?

La insuficiencia de convergencia (IC) se refiere a la incapacidad de poder mantener ambos ojos trabajando juntos (función binocular) a una distancia cercana debido a un problema de coordinación muscular. Es probablemente que uno de los ojos tienda a girar hacia fuera cuando se enfoca en un objeto cercano (exoforia).

Para ampliar la información en cuanto al concepto de la insuficiencia de convergencia, podemos revisar el siguiente artículo en la Revista Cubana de Oftalmología.

¿Qué es el exceso de convergencia?

El exceso de convergencia (EC) se refiere a una alteración binocular caracterizada por presentar una desviación hacia dentro (endoforia) en la visión cercana. Y se caracteriza porque los músculos rectos internos oculares realizan más fuerza de la que deberían, lo que acaba por sobrecargar los músculos oculares cuando se hacen actividades de visión cercana. Los ojos realizar un esfuerzo acomodativo excesivo.

¿Qué es la divergencia?

La divergencia, como acabamos de indicar en el punto anterior, se define como una separación de dos o varias cosas respecto a un punto determinado

¿Qué es la insuficiencia de la divergencia?

La insuficiencia de la divergencia (ID) igual que con el exceso de convergencia, los ojos convergen más de que lo que deberían, pero la ID se refiere a una falta de precisión en la transición de la mirada desde un punto cercano a uno que está lejano y se trata de una disfunción binocular que presenta una elevada endoforia de lejos y una ligera endoforia e incluso, exoforia de cerca.

Para ampliar la información sobre la insuficiencia de divergencia, podemos continuar leyendo este artículo de Medigraphic.

¿Qué es el exceso de divergencia?

El exceso de divergencia (ED) se refiere a una anomalía en la visión binocular, igual que las anteriores y es similar a la insuficiencia de convergencia, salvo que ésta presenta una exoforia de lejos de forma intermitente. 

Síntomas de las alteraciones binoculares

Tal y como indica el Colegio de Ópticos-Optometristas de Andalucía, entre los síntomas que pueden provocar los problemas de convergencia y divergencia podemos sufrir de:

  • dolor de cabeza
  • visión borrosa
  • visión doble
  • dificultad para leer 
  • dificultad de concentración
  • ojos cansados

Por tanto, no podemos olvidar que si presentamos algún tipo de síntoma relacionado con alteraciones binoculares, lo más recomendable es acudir a un especialista para que pueda realizarnos una revisión completa para que pueda considerar de esta forma, que tratamiento es el más adecuado para nuestro caso particular o el de nuestro hijo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad