Pelota De Marsden Y La Ambliopía

Compartir nos ayuda!

La Pelota Marsden a pesar de que a primera vista parezca una simple pequeña pelota, es una herramienta que se utiliza en la terapia visual para tratar entre otros, la ambliopía

Con este artículo aprenderemos qué es la pelota Marsden y su utilización, podemos apoyarnos en ella para trabajar la ambliopía pero también para mejorar en el deporte, acabaremos con una serie de ejercicios para poder practicar en casa

¿Qué es la pelota Marsden?

La pelota Marsden es una bola de goma algo más grande que una pelota de tenis de la cual pende una cuerda para que pueda ser colgada

Dependiendo de su utilidad, la pelota puede tener letras, números, colores, dibujos o una combinación.

¿Para qué se utiliza la pelota Marsden?

El objetivo que persigue la utilización de la pelota Marsden es la de entrenar los movimientos sacádicos, además de la acomodación y se utiliza para tratar:

  • Ambliopía (u ojo vago)
  • Estrabismo
  • Dificultad en las habilidades de seguimiento visual
  • Dificultad en la coordinación mano-ojo
  • Dificultad en la utilización de los dos ojos juntos
  • Dificultad en el procesamiento espacial visual
  • Lesiones de traumatismo cerebral

Pelota Marsden para tratar la ambliopía

Las letras suelen ser negras, pero si lo que se pretende es entrenar la ambliopía, las letras pueden ser rojas

Para ello, se necesitará también un parche de filtro rojo para ponerlo sobre el ojo dominante, de esta forma las letras de color rojo, solo serán vistas por el ojo ambliope.

La pelota Marsden y el deporte

La pelota Marsden también puede ayudar a deportistas a la mejora de su rendimiento, ya que la bola le ayuda a mejorar la coordinación, el seguimiento mano-ojo y la visión periférica.  

Y es que, la pelota Marsden es un buen ejercicio para identificar el lugar dónde va a caer la pelota, por ese motivo, se utiliza para la práctica de deportes de pelota, como el baseball o el golf.

¿Para quiénes está destinado este entrenamiento?

Esta terapia está diseñada para cualquier persona ya sea niño o adulto que precise mejorar la eficiencia y precisión en la coordinación mano-ojo, en la capacidad de seguir un objetivo en movimiento y en la capacidad de cambiar el punto de fijación de un objetivo a otro (movimientos sacádicos). 

Así como, para personas que necesiten mejorar su visión binocular siendo capaces de fijar los dos ojos en un mismo objetivo usando ambos ojos por igual y al mismo tiempo.

Gracias a la pelota Marsden podemos tratar problemas de: torpeza en general, falta de equilibrio y coordinación o la falta de habilidad para atrapar objetos en movimiento.

Además de tratar problemas de seguimiento como en el caso de lectura, ayudando a esas personas que se guían con el dedo para leer, ya que se pierden en la lectura, se saltan palabras o líneas.

¿Cuál es el origen de la pelota Marsden?

La pelota Marsden fue ideada por el optometrista Carl D. Marsden a finales de la década de los años 40 con la idea de poder practicar ejercicios oculares también en casa.

Ejercicios con la Pelota Marsden

Ejercicio 1: Pelota de Marsden

Colocamos la pelota a la altura de nuestros ojos pendiente de su cuerda, podemos atarla para que cuelgue del techo o de alguna lámpara, mueble o bien, podemos pedir a alguien que nos la sostenga. 

Nosotros podemos estar tumbados en el suelo (posición más sencilla), sentados o bien de pie.

Tapamos con un parche uno de nuestros ojos, movemos la pelota para que realice movimientos de derecha a izquierda y seguimos el movimiento de la pelota con nuestro ojo, sin mover la cabeza, únicamente con nuestro ojo.

Si se nos hace una tarea difícil de acumplir, podemos ayudarnos de nuestro dedo índice para seguir más fácilmente el movimiento de la pelota apuntándola con el dedo. 

Con este ejercicio lo que se persigue es el entrenamiento de los movimientos oculares y si lo que queremos, es practicar a su vez la acomodación, a la vez que seguimos la pelota con nuestro ojo, leeremos las letras que aparecen en la pelota de forma aleatoria.

Luego, cambiaremos el parche de ojo y repetiremos el ejercicio con el otro ojo. Finalmente, repetiremos cada punto con los dos ojos juntos, para de esta manera practicar la visión binocular.

Ejercicio 2: Pelota de Marsden y Tabla de Equilibrio

Colocamos la pelota frente a nosotros y nos subimos a una tabla de equilibrio para mantener la vista en la pelota inmóvil, una vez la tengamos controlada, podemos balancear la pelota y podemos intentar seguir los movimientos de la misma estando subidos, manteniéndonos en equilibrio sin mover la cabeza, con movimientos oculares de seguimiento suave.

También podemos utilizar un pequeño trampolín y si no disponemos de ninguno de ellos, podemos hacerlo a la pata coja, primero elevamos un pie y nos mantenemos en equilibrio con un pie y posteriormente, cambiamos de pie.

Ejercicio 3: Pelota de Marsden y Bate o Palo

Para este ejercicio además de la pelota Marsden necesitamos un bate o en el caso de que no tengamos un bate, algo que se le asemeje como puede ser el cartón alargado que queda al finalizar un rollo de papel de regalo, un rollo de papel de cocina o bien, un palo lo suficientemente largo para que podamos agarrarlo con las dos manos en sentido horizontal, colocando los dedos hacia abajo.

Lo que se pretende es golpear suavemente la pelota con el bate con control de movimientos, lo que permitirá desarrollar la coordinación mano-ojo, así como conocer el lugar donde se encuentran los objetos al predecir cuándo va a suceder el siguiente contacto entre el bate y la bola.

A su vez, podemos fijar delante de nosotros un punto fijo, un objetivo al que tenemos que apuntar, puede ser una hoja de papel con una letra o un símbolo en el centro, para que al golpear la pelota con nuestro palo, la pelota cubra el punto de fijación que hemos elegido (la letra o símbolo central en la hoja puesta ante nosotros).

Si queremos añadirle complejidad, podemos poner más objetivos y golpear cada vez a uno de los puntos fijos elegidos.

Ejercicio 4: Pelota de Marsden y Palo de Colores

Ahora podemos pintar el palo que teníamos en distintos colores por secciones (o cubrirlo con cintas adhesivas de varios colores).

Agarramos el palo de la misma forma que en el ejercicio anterior, horizontalmente con la punta de los dedos hacia abajo, y golpearemos la bola con los distintos colores. 

Podemos ir salteando los colores, es decir, imaginemos que hemos elegido los colores rojo, amarillo y verde: golpeamos con el rojo dos veces y cambiamos aleatoriamente de color, al amarillo tres veces y una vez con el color verde por ejemplo, para de esta forma trabajar también la lateralidad, combinando la izquierda y la derecha. Al golpear cada vez las letras, iremos indicando qué letra golpeamos.

No debemos olvidar de consultar primero a nuestro optometrista de confianza si estos ejercicios con la pelota Marsden son los adecuados para nuestro caso y nuestra situación actual.

Ejercicios Visuales con la Pelota de Marsden - mimundovisual.com
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad