Cordón De Brock Y La Ambliopía

Compartir nos ayuda!

¿Cómo puedo usar esa cuerda de color blanco llamada Cordón de Brock para tratar la ambliopía?

¿Qué es el cordón de Brock?

El cordón de Brock es una cuerda generalmente de color blanco con una bolas de madera de distintos colores el cual resulta muy útil y versátil para ser utilizado en la terapia visual para tratar trastornos de vergencia, ambliopía y estrabismo.

Existen cordones de varias longitud (de 3 metros a 10 metros) y de distinta cantidad de bolas (de 3 a 6 bolas) cada una de ellas de distinto color.

El objetivo de los ejercicios con el cordón de Brock es el de aprender a mantener una buena coordinación binocular, eliminando la supresión y ejercitando la vergencia.

Uso del cordón de Brock en la ambliopía

Nos colocamos ya sea de pie o sentado y sostenemos una de las puntas de la cuerda a la altura de nuestra nariz y el otro extremo, lo podemos sujetar en algo fijo, como el pomo de una puerta o bien, le pedimos a otra persona que nos lo sujete. 

La cuerda ha de estar tensa y a la altura de nuestros ojos, las bolas están colocadas en el extremo más alejado, excepto una de ellas, la que tengamos más cercana a nosotros.

Fijaremos la mirada en esa bola con los dos ojos, tenemos que ver una sola bola pero dos cordones, ya que cada uno de los cordones será visto por cada ojo que se cruzan en la bola, formando de esta manera una X.

una bola y dos cordones que se cruzan
Vemos una bola en el centro y dos cordones que se unen en el centro de la bola formando una X

Gracias a la utilización del cordón de Brock podemos ser conscientes nosotros mismos de la diplopía fisiológica y la posición de nuestros ejes visuales, ya que podemos apreciar en qué momento y lugar se cruzan los ojos en la cuerda.

Si los dos cordones se juntan justo en la bola, formando la X, significa que nuestros ejes visuales se cruzan en ese punto, momento en que seremos conscientes de la diplopía fisiológica. Si cerramos o tapamos uno de los ojos, notaremos como una de las dos cuerdas desaparece, es lo que se conoce como control antisupresión constante

Tapamos un ojo y una cuerda desaparece
Cerramos o tapamos nuestro ojo izquierdo y sólo veremos la cuerda que sale de nuestro ojo derecho,
si cerramos o tapamos nuestro ojo derecho, veremos la cuerda que sale del ojo izquierdo.

Es decir, al percibir la diplopía fisiológica, sabremos que no estamos suprimiendo. 

Pero, ¿qué significa si los cordones se juntan delante o detrás de la bola? 

Esto significa que nuestros ojos no se están cruzando en el lugar que deberían y deberemos trabajar para que el cruce se realice justo en la bola, ya que nuestra binocularidad no es la adecuada.

Si los dos cordones se juntan por delante de la bola hablamos de una posición endo (hacia dentro), nuestros ojos están demasiado enfocados y demasiado cerca, tenemos que relajar el enfoque ya que los ojos están trabajando demasiado duro.

Si por el contrario, los dos cordones se cruzan por detrás de la bola, tienen una posición exo (hacia afuera), lo que significa que nuestros ojos se han de enfocar más, están mirando demasiado lejos. 

Los dos cordones se cruzan delante de la bola (posición endo) y los cordones se cruzan detrás de la bola (posición exo)
Los dos cordones se cruzan delante de la bola (posición endo) 
y los cordones se cruzan detrás de la bola (posición exo)

En estos casos, podemos ayudarnos cambiando un poco la posición de la bola y señalarla con un lápiz, por ejemplo, o con el dedo índice para enseñar de esta forma a nuestros ojos a relajarse o tensarse para poder llegar hasta la bola para cruzar en ese punto las dos cuerdas.

En ese caso, intentaremos de mirar más lejos o más cerca de lo que lo estamos haciendo en este momento o tocaremos la bola para así, ser conscientes de su posición para poder conseguir la X justo en la bola a través de la posición de los ejes visuales y el control oculomotor

Ejercicios con el cordón de Brock

Ejercicio con una bola

Para la realización de este ejercicio, tensaremos la cuerda sujetando uno de sus extremos delante de nuestra nariz y situaremos la primera bola delante de nuestros ojos, el resto de bolas, podemos dejarlas en el otro extremo, para no utilizarlas.

El objetivo es el mismo que indicamos anteriormente, formar una X con los ‘dos cordones’ justo en la bola.

una bola y dos cordones que se cruzan
Vemos una bola en centro y dos cordones que se unen 
en el centro de la bola formando una X

Otro ejercicio que podemos practicar con una bola, para de esta forma trabajar la convergencia, es ir acercando la bola hacia nuestra nariz hasta que veamos dos bolas y lentamente la alejamos nuevamente, hasta volver a ver una sola bola, con el objetivo de cada vez, ir acercándonos más la bola sin que ésta se haga doble.

una bola se acerca y vemos dos
Vemos una bola y a medida que se acerca a nuestra nariz, vemos dos bolas

Ejercicio con varias bolas

Seleccionaremos 3 de las bolas de nuestro cordón y fijaremos la mirada en la bola del centro, veremos solo una bola en el centro de la cual salen dos cuerdas cruzadas y dos bolas de cada una de las bolas de los extremos.

Una bola lila en el centro y dos bolas naranjas y dos verdes respectivamente a los lados
Una bola lila en el centro y dos bolas naranjas y dos verdes 
respectivamente a los lados

En nuestro caso, la bola del centro es de color lila, ésta es la bola que veremos como una sola y a los extremos tenemos una bola de color verde y una bola de color naranja de las cuales veremos dos de cada una. Es decir, una bola lila en el centro y dos bolas verdes y dos bolas naranjas, a vez que vemos dos cordones que se cruzan formando una X en la bola del centro (en la bola de color lila).

Posteriormente, saltaremos la vista a la bola de color verde, la primera bola que nos encontramos delante de nuestra nariz. En este caso, tenemos que ver una bola de color verde y dos bolas de color lila y dos bolas de color naranja, a la vez que tenemos los dos cordones que se cruzan en la bola de verde. El resultado conjunto será una V invertida.

Una bola verde y dos bolas naranjas y lilas respectivamente por detrás de ésta
Una bola verde y dos bolas naranjas y lilas respectivamente por detrás de ésta.

Finalmente, pasaremos nuestra vista a la bola más alejada de nuestra nariz, en nuestro caso la bola de color naranja, donde las dos cuerdas se unirán formando en ese punto una X y por delante de ésta, veremos dos bolas de color lila y dos bolas de color verde. El resultado que formará este conjunto será una V.

 

Una bola naranja en el fondo y dos bolas lilas y verdes por delante de ésta
Una bola naranja en el fondo y dos bolas lilas y verdes por delante de ésta

Por qué es importante el cordón de Brock en la terapia visual

El cordón de Brock es una excelente herramienta para utilizarla en la terapia visual ya que nos permite recibir en todo momento un ‘feedback’, una retroalimentación de la mejora de la capacidad de nuestros ojos de cruzarse. 

De esta forma, con el cordón de Brock trabajamos la supresión, pudiendo reconocer la diplopía fisiológica a distintas distancias, desarrollamos habilidades de vergencia y oculomotoras y logramos mejoras tanto de exoforias como de endoforias.

En el siguiente vídeo Susan Barry nos muestra en una conferencia su caso y alrededor del minuto 6:20 nos enseña cómo utilizar el cordón de Brock:

Historia del cordón de Brock

El nombre le viene dado por su inventor, el optometrista Frederick W. Brock (1988-1971), el cual lo diseñó para poder trabajar el estrabismo y ganar estereopsis. Además del cordón de Brock inventó otras herramientas para la terapia visual.  El dr. Frederick W. Brock nació en Suiza en 1899 y se trasladó en 1921 a los Estados Unidos para trabajar en la Colombia School of Optometry.

Según apunta la neurocientífica Susan Barry en su artículo The Work & Wisdom of Dr. Frederick W. Brock, el objetivo principal se resume en: ‘enseñar la capacidad de la postura binocular, para apuntar con los dos ojos simultáneamente en el mismo punto en el espacio’ tal y como indicaba el propio dr. Brock en sus notas, para así dejar de ‘pensar estrábicamente’

Según Brock, ‘es la naturaleza de la postura la que determina la naturaleza de las respuestas’, indicando que si los ojos se encuentra en una postura estrábica, el individuo pensará de forma estrábica, no obstante, una vez sus ojos se encuentren en una postura normal, dejará de pensar estrábicamente. Por lo tanto, tal y como él indica, lo que se debe enseñar es la postura binocular.

A su vez, tal y como indica Barry en su artículo, Brock nos recuerda que para tratar la terapia visual ha de hacerse desde una perspectiva holística del individuo, adaptándose a su entorno habitual  y no desde un enfoque en el que se descompone lo complejo en pequeñas partes para poder trabajarlo, como fijarse en imágenes simples a través de un estereoscopio, según la tendencia habitual que adopta generalmente la ciencia.

Es más sencillo basarnos en imágenes que vemos a diario, a pesar de que sean más complejas, ya que son las que estamos habituados a visualizar y son reales. Y no unas imágenes más sencillas que extrañamente aparecen en nuestro mundo normalmente. 

Cómo hacer un cordón de Brock

Para realizar un cordón de Brock es muy sencillo, lo único que necesitamos es una cuerda de varios metros de longitud, preferiblemente de color blanco y varias bolitas de madera de distintos colores con un agujero en el centro que las atraviese (también podemos encontrar el cordón de Brock en venta por la red). 

 No obstante, recomendamos que una vez realizado sea supervisado con un optometrista o aún mejor si ha sido facilitado el cordón ya elaborado con las bolas por él mismo, ya que pese a parecer una herramienta muy simple, las medidas tanto de sus cuerdas como de sus bolas han sido muy bien premeditadas y no cualquiera tendrá el mismo efecto. 

Ya que para realizar esta terapia, ha de ser prescrita por un optometrista el cual haya valorado nuestro caso particular o el de nuestro hijo y haya considerado oportuno el hecho de realizar estos ejercicios para tratar la ambliopía o el estrabismo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad