¿Qué Es El Ojo Y Sus Partes?

¡Compartir nos ayuda a todos!

 

El ojo es uno de nuestros sentidos más preciados y gracias al ojo podemos movernos en el ambiente en el que nos encontramos de la forma en la que lo hacemos. Pero, alguna vez nos preguntamos qué es el ojo realmente, ¿conocemos todas sus partes?

El ojo humano tiene dos partes: una externa y visible que se compone de elementos como los párpados, las pestañas o el iris, entre otros; y otra interna que posiblemente es la que menos conocemos, donde encontramos estructuras imprescindibles para nuestra visión como la fóvea, el cuerpo ciliar o el cristalino.

A su vez, el ojo tiene 3 capas: una capa externa, una capa intermedia y una capa interna.

¿Qué es el ojo?

El ojo es nuestro órgano de la vista y se trata de un globo hueco de forma casi esférica que está repleto de humores (líquidos o fluidos). 

Al ojo también se le llama globo ocular y es el órgano encargado de la captación de la energía luminosa para enviarla al cerebro en forma de impulsos nerviosos para que éste analice la información.

El ojo tiene un peso de 7 a 7,5 gramos, mide 2,5 cm de diámetro y tiene un ángulo de visión de 200 grados y está compuesto por 3 capas distintas: 

Capas del ojo - www.mimundovisual.com

La capa externa: Córnea y esclerótica

La capa externa es una capa protectora y fibrosa, se compone de:

La esclerótica (la parte blanca del ojo) la cual tiene una parte que es opaca donde se encuentran los músculos que hacen posible los movimientos oculares. 

Envolviendo la esclerótica tenemos la conjuntiva, que es una membrana o capa de piel transparente que hace que no se reseque el ojo.

Y la córnea, superficie transparente de la parte anterior del ojo que transmite la luz hasta la retina, en el fondo del ojo.

La capa media o intermedia: Úvea

La capa media es vascular y se compone de la coroides, el iris y el cuerpo ciliar. Los vasos sanguíneos permiten la distribución de oxígeno y nutrientes a las partes internas del globo ocular.

La capa interna: Retina

La capa interna o retina es sensorial (o nerviosa) blanda y sensible a la luz, se encuentra desde los músculos ciliares hasta la parte posterior del ojo, ahí encontramos los fotorreceptores y estructuras nerviosas.

La retina envía al cerebro a través del nervio óptico las señales para que éste las interprete cómo imágenes visuales.

Los fluidos que comentamos de los que está repleto el ojo están separados por el cristalino. 

El humor vítreo se encuentra detrás del cristalino y es un gel transparente que le da volumen al ojo.

Mientras que el humor acuoso está delante del cristalino y cubre la cámara anterior entre la córnea y el iris y la cámara posterior entre el iris y el cristalino.

El cristalino está suspendido y se sostiene mediante ligamentos que hacen posible que cambie su forma para permitir el enfoque de la luz en la retina, que está formada por neuronas sensoriales.

¿Cuáles son las partes de un ojo humano?

El ojo humano tiene una anatomía bastante compleja, por ello vamos a ver cada una de sus partes y qué elementos las conforman.

Cuáles son las partes de un ojo humano - www.mimundovisual.com

Partes del ojo externo

Las partes del ojo externo es la estructura que conforma el ojo en la zona visible. En la parte externa del ojo encontramos: las cejas, las pestañas, los párpados, la órbita, la esclerótica, la conjuntiva, la córnea, el iris, la pupila y la glándula lagrimal.

Las cejas están en la parte superior de la cavidad ocular y está repleta de pelos que protegen al ojo del sudor.

Las pestañas alrededor del ojo, son unos pelillos rígidos que protegen al ojo de la entrada de elementos.

Los párpados son unos pliegues que cubren y protegen de la luz excesiva y de agentes extraños, la córnea y la conjuntiva. 

A su vez, los párpados producen el parpadeo, que permite crear lágrimas para lubricar el ojo y facilitar que se eliminen los agentes extraños.

La órbita es la cavidad ósea donde se encuentra el globo ocular cuya función es la de proteger el ojo. 

Dentro de la órbita además de tener el ojo, hay una serie de estructuras anexas como los músculos extraoculares, la glándula lagrimal, el nervio óptico, el ligamento suspensorio del globo ocular, etc.

La esclerótica o parte blanca del ojo protege las partes internas del ojo y se trata de una capa dura, gruesa y de color blanco.

La conjuntiva permite al ojo mantenerse húmedo y se trata de una membrana transparente y fina que cubre la esclerótica.

La córnea es transparente y tiene una forma convexa, no tiene vasos sanguíneos. Su función es la de proteger el iris, el cristalino y otras estructuras, además de enfocar las imágenes de la retina junto con el cristalino.

La córnea es de gran importancia en el sistema visual ya que la falta de transparencia o su deformidad provoca una mala imagen en la retina.

El iris se encuentra entre la córnea y el cristalino, es una membrana de color con una abertura central, la pupila. También es el encargado de controlar su tamaño.

El color del iris dependerá del número de gránulos de color, la cantidad de pigmento suele estar relacinado con los genes, el tipo de piel y el color de pelo.

La pupila se encuentra en el centro del iris y protege al globo ocular de la luz excesiva. El funcionamiento de la pupila se asemeja al de un diafragma de una cámara, ya que puede contraerse o dilatarse (miosis y midriasis) según la luz que haya en el ambiente.

La glándula lagrimal produce las lágrimas para lubricar la conjuntiva y limpiar el ojo para eliminar los elementos extraños.

Partes del ojo interno

La estructura interna del ojo está compuesta por: la cámara anterior, la lente o cristalino, el cuerpo ciliar, el vítreo, la retina, la mácula, el nervio óptico, el quiasma óptico, la corteza visual, los músculos (los principales son: el recto superior, el recto inferior, el recto medial, el oblicuo superior y el oblicuo inferior).

El interior del ojo está dividido en tres compartimentos: 

La cámara anterior (entre la córnea y el iris, contiene humor acuoso); la cámara posterior (entre el iris, el cuerpo ciliar y el cristalino, contiene humor acuoso); y la cámara vítrea (entre el cristalino y la retina, contiene humor o cuerpo vítreo).

La cámara anterior es el espacio que se encuentra en la parte frontal del interior del ojo entre la córnea y el iris y por delante del cristalino. 

La cámara anterior está repleta de un fluido llamado humor acuoso que nutre el ojo y sus tejidos.

El cuerpo ciliar se encuentra en la capa media del ojo y es una prolongación del iris que se une con la conjuntiva. Es importante para el proceso de acomodación.

El cuerpo ciliar está formado por: los procesos ciliares, responsables de producir el humor acuoso; y el músculo ciliar, encargado de modificar la curvatura del cristalino para que podamos enfocar a diferentes distancias.

El cristalino o lente es una lente natural elástica y transparente, se encuentra detrás del iris, no tiene vasos sanguíneos y está sujeto por los músculos ciliares.

El humor vítreo es un líquido o fluido transparente y gelatinoso que se encuentra detrás del cristalino hasta la retina y forma el 80% del globo ocular.

La retina es la parte más interna del ojo y se sitúa en el fondo del ojo, es el lugar donde la luz se transforma en impulsos nerviosos que se envían al cerebro a través del nervio óptico. 

La retina está formada por 10 capas y su función es la de permitirnos visualizar las imágenes.

  1. Epitelio pigmentado
  2. Capa de conos y bastones
  3. Membrana limitante externa
  4. Capa nuclear externa
  5. Capa plexiforme externa
  6. Capa nuclear interna
  7. Capa plexiforme interna
  8. Capa de células ganglionares
  9. Capa de fibras nerviosas
  10. Membrana limitante interna

La parte anterior de la retina es ciega y conforme nos alejamos de esta zona, va aumentando su sensibilidad, siendo el punto de máxima sensibilidad la fóvea, una pequeña hendidura donde se haya una mayor concentración de conos y bastones, las células responsables de la sensibilidad de la retina, los fotorreceptores.

La zona posterior de la retina, es la papila que conecta con el nervio óptico para trasladar el impulso nervioso al cerebro.

La mácula es la zona central de la retina que nos permite la visión central y la visión fina.

El nervio óptico es el responsable de transmitir la información visual desde la retina al cerebro.

El quiasma óptico es una estructura donde se une el nervio óptico de cada ojo y se sitúa en la base del cerebro.

La corteza (o córtex) visual es la parte de la corteza cerebral situada en el lóbulo occipital encargada del procesamiento de la información visual.

Finalmente, los principales músculos que intervienen en la estructura interna del ojo y que le permiten fuerza y movilidad son:

El músculo recto superior es un músculo extraocular y permite la movilidad del ojo hacia arriba, se encuentra en la parte superior del ojo.

El músculo recto inferior permite la movilidad del ojo hacia abajo y se sitúa en la parte inferior del ojo.

El músculo recto medial es el encargado de mover el ojo hacia dentro y se encuentra cerca de la nariz en la parte lateral del ojo.

El músculo oblicuo superior hace que el ojo gire hacia dentro y alrededor del eje y permite el movimiento hacia abajo, se encuentra en la parte posterior de la órbita.

Y el músculo oblicuo inferior es el responsable de que el ojo pueda girar hacia fuera a lo largo del eje y se pueda mover hacia arriba, lo ubicamos en la parte frontal de la órbita.