Aplicación De La Realidad Virtual Como Tratamiento Binocular Para Tratar La Ambliopía

Compartir nos ayuda!

En este artículo nos gustaría hablar de la realidad virtual como tratamiento binocular para tratar la ambliopía u ojo vago. Y nos gustaría hacerlo a través del artículo científico ‘Tratamiento binocular de la ambliopía basado en la realidad virtual que aparece en la Revista Cubana de Oftalmología en 2016 elaborado por Yanet Cristina Díaz Núñez y Yenner Joaquín Díaz Núñez.

Nuestro objetivo es el de entender un poquito mejor cual es la diferencia entre los tratamientos tradicionales (monoculares) con tratamientos más actuales y que tratan la binocularidad.

En el artículo de Díaz y Díaz nos hablan de dos tipos de sistemas basados en la realidad virtual: el  I-BiT™ y la antisupresión, el primero de ellos trabaja principalmente la agudeza visual y el segundo, además de la agudeza visual, la visión binocular.

El objetivo de otros tratamientos, más convencionales, como la oclusión del ojo con mejor visión, es el de darle fuerza al ojo vago para que así pueda mejorar su agudeza visual, no obstante puede tener algunas desventajas e inconvenientes, ya que no trabaja aspectos como es la coordinación entre ambos ojos para poder disfrutar de una visión binocular correctamente.

Tanto es así que, tratamientos alternativos como el tratamiento binocular interactivo I-BiT™ promueven el trabajo binocular tratando ambos ojos, fomentado a través de la realidad virtual. Donde se trabaja la agudeza visual con la ayuda de ambos ojos y no solo del ojo ambliope, como se realizaría por ejemplo con el tratamiento de oclusión del ojo dominante, para lograr una mejoraría en la visión monocular.

Ya que se estimula de forma preferencial al ojo ambliope, ofreciéndole a éste los elementos más activos, dinámicos e interesantes y dejando al ojo de mayor visión, los elementos menos interesantes.

Y tratamientos antisupresupresión para tratar la reducción de la supresión que produce el cerebro para desechar una de los dos imágenes que le proporcionan los ojos. Los tratamientos se realizan mediante videoclips y videojuegos a pacientes de distintas edades, tanto niños como adultos.

¿Qué es la visión binocular?

En la visión binocular, la información proviene de los dos ojos complementándose de forma adecuada para poder lograr una visión donde exista las tres dimensiones, la distancia y el movimiento de los objetos

Si te apetece conocer más sobre la visión binocular y la estereopsis puedes encontrar más información aquí

Tratamiento binocular interactivo (I-BiT™)

El sistema  I-BiT™ fue desarrollado por un grupo de investigadores de la Universidad de Nottingham (Reino Unido) de realidad virtual (VIRART) y representa el primer prototipo informático basando en realidad virtual para tratar de forma binocularmente la ambliopía.

El objetivo del  I-BiT™ es la estimulación de los dos ojos al mismo tiempo a partir de un software con videos y juegos interactivos en 2 y 3 dimensiones mediante una pantalla binocular (es decir, con dos pantallas, una para el sujeto y otra para el profesional).

El ojo ambliope recibe un estímulo central y los estímulos periféricos se presentan a ambos ojos.

¿Cómo se trabaja con videoclips?

En los ejercicios que se utilizan videoclips, la imagen queda dividida en dos partes, donde la zona central solo puede ser visualizada por el ojo ambliope y la zona exterior por ambos ojos, solo el ojo ambliope puede ver el videoclip, ya que éste se representa solo en su pantalla.

¿Cómo se trabaja con videojuegos?

Con los videojuegos se pretende facilitar al ojo ambliope los elementos dinámicos y al ojo dominante los fijos, dándole a cada ojo algo distinto a lo que visualizar, para que así pueden ambos ojos trabajar conjuntamente para poder completar el juego con éxito. 

Se siguen realizando estudios e investigaciones al respecto de estos tratamientos y se están evaluando juegos donde también se reparte la información visual en tres partes. 

Es decir un grupo de elementos se facilitan a un ojo, otro grupo de elementos al otro y un tercer grupo de elementos a los dos, tanto en el primer como en el segundo segmento pueden haber elementos estáticos o dinámicos y en el tercer grupo, solo elementos estáticos y el fondo de la escena. 

Utilizado por ejemplo, en una versión adaptada del juego de bloques Tetris, donde a cada ojo se le da una parte de la información y luego, un grupo de elementos visuales se comparte con ambos ojos, es decir del bloque que va cayendo se visualiza una parte de pieza en cada ojo y solo se ve la pieza entera cuando se fusionan los dos ojos, en la tercera sección. 

Tratamiento binocular antisupresión mediante contraste

Tal y como comenta la optometrista Gloria Hermida en su blog y muestran las investigaciones, trabajar la supresión es la clave para poder tratar el ojo vago. 

La supresión se refiere al acto que hace el cerebro para eliminar una de las dos imágenes que recibe por parte de los dos ojos para no ver doble. Y es que toda persona amblíope sufre de algún grado de supresión, donde el cerebro inhibe al ojo vago, desalineando o desenfocando para evitar una confusión doble o borrosa. Esta supresión con el tiempo, desencadena pérdida de visión o una ambliopía más permanente. 

Hasta ahora, las pruebas clínicas estaban diseñadas para averiguar si existía o no supresión. No obstante, mediante el enfoque binocular de contraste es posible medir la supresión, disminuyendo artificialmente el contraste de la información que percibe el ojo dominante y permitiendo de esta forma, una combinación binocular normal.

Para ello, en un ensayo se presentan dos grupos de puntos en movimientos, a uno de ellos constituye la señal y al otro, se le denomina ruido. Todos ellos se mueven a la misma velocidad y su apariencia es la misma. 

Pero los puntos pertenecientes a la señal se mueven en el mismo sentido y en la misma dirección; los puntos del ruido, por su parte, se mueven en dirección aleatoria. Generalmente, la señal se le presentará al ojo ambliope, mientras que el ojo dominante recibirá el ruido. No obstante, para calcular el contraste, se pueden presentar la señal y el ruido de distintas formas. 

Una de ellas, es mostrar tanto la señal como el ruido a ambos ojos y posteriormente, cada grupo de puntos en movimientos a un ojo para poder comprobar el desbalance existente, y finalmente, se aplica el máximo contraste al ojo ambliope y ninguno, al dominante. De esta forma, sólo será posible percibir la señal, poco a poco se irá añadiendo más contraste al ojo dominante hasta que el sujeto pueda identificar la dirección coherente.

El tratamiento antisupresión de la misma forma que en los tratamientos I-Bit anteriormente indicados, se utilizan videoclips y videojuegos. 

¿Cómo se trabaja con videoclips?

Para la visión del videoclip, se le presenta al ojo ambliope la versión original y una versión modificada al ojo dominante, creando así un desequilibrio reduciendo la supresión.

¿Cómo se trabaja con videojuegos?

Para poder jugar se reduce la supresión para crear un desequilibrio dicóptico, lo que permite una combinación binocular. De la misma forma que se indicaba anteriormente, el ojo vago recibirá los estímulos con el mayor contraste que se pueda, mientras que el otro, tendrá un contraste reducido. El ojo ambliope siempre tendrá el mismo contraste, mientras que al dominante se le irá modificando. 

Evidencia científica de la aplicación de la realidad virtual como tratamiento binocular para tratar la ambliopía

Todavía son escasos los ensayos que puedan mostrar la efectividad de la aplicación de la realidad virtual como tratamiento binocular para tratar el ojo vago, ya que tanto el periodo del tratamiento como la cantidad de sujetos de estudio eran reducidos.

En los estudios con tratamientos  I-BiT™ se realizaron a niños, mientras que en los estudios antisupresión, se estudiaron tanto adultos como niños. En los primeros, se pretende la mejora de la agudeza visual y en los segundos, además de la agudeza visual, se pretende conseguir una visión binocularidad y estereopsis. 

Además de estos estudios se destaca que en este tipo de tratamientos, la mejora se consigue en un tiempo menor que en otros tratamientos convencionales, además de reducir los problemas de aceptación

Lo que sugieren estos estudios, es que se puedan combinar los tratamientos tradicionales con los tratamientos binoculares haciéndolos complementarios, en sujetos tanto niños como adultos que han realizado tratamientos anteriormente y no han sido superados.

Para acabar, recordamos que es de vital importancia acudir a un profesional de la visión para que pueda diagnosticar nuestro caso en particular y nos indique cual es el tratamiento o los tratamientos que mejor se puede adaptar a nuestra situación para lograr la mayor mejora posible.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad