Miopía, ¿Cuáles Son Los Grados De La Miopía?

¡Compartir nos ayuda a todos!

A una persona miope o con miopía se le conoce como ‘corto de vista’ y significa que puede ver los objetos cercanos sin problema, pero tiene dificultades para ver los objetos lejanos con nitidez.

No obstante, existen diversos tipos de miopía según su grado o su etimología. A su vez, también podemos encontrarnos con una falsa miopía o exceso de acomodación.

En este artículo, queremos aprender un poco más sobre el defecto de refracción visual de la miopía y cuáles son sus grados. 

Pero antes de ello, nos gustaría también ver otros conceptos relacionados como: ¿Qué es la miopía?, ¿qué es un defecto de refracción visual? (miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia) y qué es una dioptría

Para después poder entender mejor cómo se miden los grados de la miopía, cuáles son los grados de la miopía (miopía leve, moderada, grave y alta, magna o patológica, diferencias entre la miopía simple y la miopía magna. 

La clasificación de la miopía según su causa (miopía axial, de curvatura, de índice o miopía mixta). Para acabar, veremos qué es la falsa miopía, cómo diferenciar una falsa miopía de una miopía real y qué tipos de falsas miopías podemos encontrar.

¿Qué es la miopía?

Cuando hablamos de miopía nos referimos a un defecto de refracción del ojo donde las imágenes lejanas se enfocan delante de la retina lo que genera que la imagen se vea desenfocada. 

A diferencia de cuando se tiene un ojo emétrope (o normal) que se proyectan sobre la retina.

Miopía, cuáles son los grados de la miopía - www.mimundovisual.com

La miopía se corrige con unas lentes que se le llaman negativas o divergentes que lo que hacen es enfocar de forma correcta las imágenes en la retina para poder así ver nítidamente.

¿Qué es defecto de refracción visual?

El defecto o anomalía de refracción ocular se refiere a la falta de enfoque de la imagen que se proyecta en la retina y ésta se ve borrosa.

En cambio, en el ojo normal o emétrope, la imagen que se proyecta sobre la retina lo hace de forma nítida tras la refracción a través de la córnea y el cristalino.

Hay varios tipos de defecto de refracción en el ojo o ametropías:

Miopía

La miopía es el defecto de refracción más común y produce una mala visión de lejos, ya que la imagen que se crea en el ojo, lo hace antes de llegar a la retina lo que genera un desenfoque.

Hipermetropía

La hipermetropía al contrario que la miopía, produce una mala visión de cerca, puesto que la imagen se crea detrás de la retina del ojo y esto provoca un desenfoque.

Astigmatismo

El astigmatismo ocurre cuando hay dos graduaciones distintas en un mismo ojo, las cuales se encuentran en ejes o meridianos perpendiculares. 

El motivo es porque una parte de la imagen se crea en una distancia de la retina distinta a la otra y esto genera un desenfoque distinto en cada posición.

Presbicia

La presbicia también conocida como vista cansada se refiere a la dificultad que se desarrolla a partir de los 40-45 años para poder enfocar objetos de cerca. Esto es debido al envejecimiento del cristalino.

¿Cómo se miden los grados de miopía?

Para poder entender mejor qué son los grados de la miopía, tenemos que aprender antes que es una dioptría.

Una dioptría es la unidad que se utiliza para medir ya sea en valores positivos o negativos, la potencia de las lentes (en gafas o en lentillas) y la graduación de los ojos.

La graduación es negativa (-) cuando se corrige la miopía o algunos astigmatismos y se hace con lentes divergentes.

La graduación es positiva (+) cuando se corrige la hipermetropía o la presbicia y se hace con lentes convergentes.

 La miopía se puede clasificar por su grado o por su causa:

Según su grado

Según su causa

Miopía leve (simple)

Miopía axial

Miopía moderada

Miopía de curvatura

Miopía grave

Miopía de índice

Miopía alta (magna)

Miopía mixta

Grados de la miopía

Podemos clasificar la miopía según las dioptrías que se necesitan para compensar el ojo miope para que pueda ver de forma nítida.

Miopía leve, miopía simple o baja

La miopía leve es aquella que necesita una graduación de entre -0.5 y -3 dioptrías. Una persona con miopía simple no verá con nitidez los objetos lejanos.

Miopía moderada

La miopía moderada precisa entre -3 y -6 dioptrías para poder corregir el defecto refractivo.

La persona con miopía moderada tendrá dificultad para ver nítidamente los objetos que se encuentren a más distancia que unos cuantos centímetros de ella. Sin embargo, es posible que se retire las gafas para hacer tareas de cerca.

Miopía grave

La miopía grave es aquella que precisa entre -6 y -8 dioptrías y la persona que la sufre, no puede ver con nitidez lo que hay a más de 30-40 centímetros de ella.

Miopía alta, patológica o magna

La miopía magna, miopía alta o miopía patológica se trata de una enfermedad ocular donde existe un excesivo alargamiento del globo ocular lo que hace que todas las estructuras del ojo (especialmente la retina) estén estiradas de forma anómala.

Se considera miopía alta a partir de las -6 dioptrías. Puede llegar a provocar serios problemas como desprendimiento de la retina o ceguera irreversible si no se trata correctamente.

Diferencias entre la miopía simple y la miopía magna

La miopía simple es mucho más frecuente que la miopía magna y se produce debido a un fallo entre los distintos componentes del ojo (la potencia del cristalino, la curvatura corneal, la longitud axial y la profundidad de la cámara anterior).

La miopía magna se debe por un excesivo alargamiento del globo ocular siendo el eje anteroposterior más de 26 mm. Se inicia en la niñez y puede progresar en la edad adulta. 

En el caso de la miopía simple, ésta se inicia entre los 5 años y la pubertad progresando varios años y se estabiliza después de la adolescencia. 

El error refracción en el caso de la miopía simple es inferior a -6 dioptrías y superior a -6 dioptrías en la miopía magna.

La miopía simple no viene acompañada de alteraciones oculares asociadas, se trata de un defecto óptico de refracción, a diferencia de la miopía magna, que se considera una patología ocular y ha de controlarse de forma periódica, ya que puede venir acompañada de alteraciones que pueden afectar seriamente la visión de la persona.

La miopía magna no sólo significa que tener una cantidad mayor de dioptrías, sino que la persona que sufre de este tipo de miopía, es más susceptible de padecer también otras complicaciones oculares como glaucoma, cataratas o alteraciones del polo posterior del ojo. 

Aunque tener miopía magna, no necesariamente implica tener complicaciones oculares, sino que existe un riesgo. Cuanto más estirado esté el globo ocular, mayor será el riesgo.

Clasificación de la miopía según su causa

La miopía también se puede clasificar según su causa o anatomía del ojo.

Miopía axial

En la miopía axial el globo ocular es más largo de lo normal (más de 24 mm) en el eje anteroposterior.

Miopía de curvatura

La miopía de la curvatura se refiere a un aumento en la curvatura de la córnea o del cristalino.

Miopía de índice

Una miopía de índice se desarrolla cuando hay una variación en el índice de refracción, ya sea por una disminución del índice de refracción corneal o bien, por un aumento del índice de refracción en el cristalino, cuando comienza la opacidad del cristalino que provocará las cataratas.

Miopía mixta

La miopía mixta es una combinación de las miopías anteriores.

Clínicamente la miopía se clasifica en dos tipos de miopías: la miopía benigna o simple y la miopía patológica o degenerativa.

En la miopía benigna el defecto de refracción no excede de las -6D y no produce problemas en el fondo de ojo.

Por el contrario, en la miopía patológica excede las -6D y existe una alteración en el fondo de ojo.

Por otro lado, tenemos la falsa miopía o pseudomiopía:

¿Qué es la falsa miopía?

La falsa miopía aparece cuando hay un bloqueo en el mecanismo de acomodación al enfocar objetos lejanos.

El músculo ciliar es el responsable de aumentar la potencia del cristalino para poder enfocar correctamente estableciendo de esta forma, el mecanismo de acomodación.

En la falsa miopía, el músculo ciliar sigue contraído, lo que provoca que las imágenes no se vean nítidas. No se trata de un problema anatómico, sino funcional: el músculo ciliar no se ha relajado.

¿Cómo diferenciar una falsa miopía de una miopía real?

Para diferenciarla de la miopía real, la falsa miopía se puede detectar si vemos que la graduación varía mucho en poco tiempo o al aplicar gotas ciclopléjicas (desaparecen las dioptrías). 

Al aplicar estas gotas, el músculo ciliar que es el que se encarga de la acomodación, se paraliza y si se trata de una falsa miopía, ésta desaparece.

A pesar de que el principal síntoma de ambas miopías sea el mismo: la dificultad de enfocar objetos lejanos, la falsa miopía es debida a un problema de funcionamiento del ojo (hay un bloqueo en el sistema de enfoque), a diferencia de la miopía real que se debe a la forma del ojo.

¿Qué tipos de falsas miopías existen?

La acomodación es un mecanismo del ojo en el que la potencia del sistema óptico aumenta para que podamos enfocar los objetos en visión cercana. Este mecanismo se activa y se relaja de forma automática, modificando la curvatura del cristalino.

Se activa al enfocar un objeto cercano y se relaja para poder enfocar los objetos lejanos de forma nítida.

Con la miopía hay un exceso de potencia, eso significa que el ojo tiene más potencia de la necesaria para enfocar de lejos. La imagen se enfoca por delante de la retina y no se ve nítida.

En el caso de la falsa miopía, es debido a que el sistema de acomodación sigue activo en el ojo, cuando éste debería relajarse para poder enfocar los ojos que están a una distancia lejana, por lo que éstos se verán borrosos, igual que ocurre con la miopía real.

Como falsas miopías nos encontramos: el espasmo acomodativo, la miopía nocturna y la miopía instrumental.

Espasmo acomodativo

El espasmo acomodativo es el exceso de acomodación y se produce cuando el proceso de acomodación se queda activo. 

Se trata de un bloqueo ocasionalmente transitorio, donde el ojo dispone de mucha potencia y no puede ver bien de lejos, aunque sí de cerca, ya que no se ha relajado el mecanismo de acomodación.

Miopía nocturna

La miopía nocturna se produce con poca iluminación debido a que no relajamos la acomodación. La pupila se hace más grande al estar a oscuras y esto provoca una menor agudeza visual.

Miopía instrumental

La miopía instrumental es aquella incapacidad de poder relajar la acomodación debido a la sensación de proximidad de los objetos, como por ejemplo después de haber utilizado un microscopio. 

De todas formas y en cualquier caso, es recomendable acudir a un especialista de la visión para que nos revise de forma periódica y pueda así detectar cualquier anomalía que podamos tener. 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad