Luteína Para Los Ojos

¡Compartir nos ayuda a todos!

A continuación, vamos a aprender qué tan importante es la luteína para los ojos, respondiendo a las preguntas de: qué es la luteína para la vista, qué beneficios tiene la luteína y qué alimentos contienen luteína.

Y te preguntarás…¿Qué es la luteína?

La luteína es un químico que pertenece a la familia de los carotenoides. Se trata de un antioxidante que protege nuestras células de los radicales libres. No es un nutriente esencial pero es muy importante para nuestra salud ocular.

La luteína es un pigmento de color amarillento que se encuentra principalmente en las plantas y las protege de los efectos de los rayos solares.

La luteína la encontramos en nuestra retina, en la mácula y su función, igual que ocurre en las plantas, es la de ayudar a protegernos de los rayos solares.

Este pigmento puede ayudar a prevenir enfermedades oculares como la degeneración macular, las cataratas o la retinitis. 

Y al actuar como antioxidante, puede ayudar a la lucha contra el envejecimiento celular temprano, lo cual se relaciona con enfermedades degenerativas.

¿Qué beneficios tiene la luteína?

Tal y como indican en Western New York Urology Associates, la mayoría de estudios (aunque no todos) sugieren que tienen menor probabilidad de padecer cataratas y posiblemente degeneración macular, aquellas personas que consumen alimentos con luteína. 

Se cree además que, la luteína podría influir en la protección ocular contra la luz solar, actuando como una visera contra sol para la retina, protegiendo de esta forma a la mácula y también, al cristalino ralentizando la formación de cataratas. 

Algunos de estos estudios (en inglés) podemos encontrarlos aquí, aquí, aquí y aquí.

¿Qué alimentos contienen luteína?

Podemos encontrar la luteína en muchos alimentos especialmente en la yema del huevo, las frutas naranjas o las verduras verdes como:

Calabacín, calabaza, maíz, col rizada, col de Bruselas, acelgas, espinacas, lechuga romana, espárragos, puerros, guisantes, nabo verde, brócoli, pimienta, naranja, kiwi, uvas, mango, papaya, melón, peras.

La mejor fuente de luteína son las verduras verdes

La luteína también puede tomarse en suplementos, aunque es mejor absorbida cuando se consume en una comida rica en grasas. 

Hay que tener en cuenta que, la luteína puede ser sensible tanto a la cocción como al almacenamiento. 

Ya que puede disminuir la concentración de luteína en los alimentos si los cocemos durante largo tiempo a altas temperaturas o los almacenamos durante un periodo largo. 

Nuestros ojos nos aportan uno de nuestros sentidos más preciados, la vista. Por ello, es importante cuidar de ellos, alimentando nuestro organismo con una dieta equilibrada repleta de vitaminas y minerales y llevando una rutina saludable. 

No hay que olvidar consultar siempre con nuestro doctor en caso de duda, ya que es la persona que mejor nos puede aconsejar qué alimentos o tratamientos son los más adecuados para nuestra situación en particular.