Comer ‘Por Los Ojos’: ¿Cuáles Son Los Mejores Alimentos Para La Vista? Parte II

¡Compartir nos ayuda a todos!

Ésta es la segunda parte de Comer ‘por los ojos’ ¿Cuáles son los mejores alimentos para la vista? y venimos con 3 alimentos que nunca faltan en nuestra casa y por ese motivo, nos ha parecido interesante estudiarlos un poquito más a fondo para conocer cuáles son sus propiedades y sus beneficios para nuestra salud visual, estamos hablando de: el tomate, el brócoli y los cacahuetes.

Cada uno de nuestros ojos están compuestos por tejidos especializados en captar la luz que entra en el ojo, con 130 millones de células que detectan esa luz y el color para así poder enviarle la información visual al cerebro.

Algunos factores, incluyendo los genéticos y el estilo de vida, pueden afectar la salud de nuestros ojos. De esta manera, una dieta saludable puede ser de ayuda para que nuestros ojos funcionen de la mejor forma posible.

Hay muchas frutas y verduras, como iremos viendo en próximos capítulos, que son buenas para los ojos. Y una de ellas, es el tomate.

El tomate

¿Por qué el tomate es bueno para los ojos? ¿Qué aporta el tomate para la vista?

Una de las vitaminas esenciales para la visión es la vitamina A y ésta la encontramos en grandes cantidades en los tomates

Y es que, la vitamina A desempeña un papel importante en el ciclo de la luz que comentamos anteriormente, el proceso en el que la retina detecta la luz y envía la información visual al cerebro. Por lo tanto, un aporte insuficiente de vitamina A puede afectar negativamente a los ojos pudiendo incluso causar trastornos oculares que pueden conducir a la ceguera. 

Además, la vitamina A ayuda a aumentar la inmunidad del ojo frente a bacterias y virus, por lo que reduce la probabilidad de infecciones oculares, También ayuda a mantener la humedad ocular, evitando así con la aparición del síndrome del ojo seco.

Con tan solo una taza de tomates picados o en rodajas, ya proporciona la mitad de la ingesta diaria aproximadamente de vitamina A.

A su vez, el tomate nos proporciona luteína y zeaxantina dos nutrientes que igualmente benefician nuestra vista. Ya que éstos filtran la luz que entra a través de la lente de nuestros ojos y son capaces de protegernos de los rayos de luz azul que pueden dañar los tejidos oculares.

Además, la luteína y la zeaxantina retrasan el daño causado por la edad en la retina, lo que reduce el riesgo de padecer degeneración macular o cataratas.

El tomate también es rico en licopeno, el cual neutraliza los radicales libres y evita que el daño a células y tejidos. Y es que el daño de los radicales libres contribuye a algunas patologías oculares.

Si cocinamos el tomate, ya sea en sopa de tomate, salsa de tomate para pasta o en puré de verduras, éste será aún más rico en licopeno

Otros dos nutrientes que contiene el tomate y que benefician nuestra salud visual, son la vitamina C y el cobre. El cobre nos ayuda a producir melanina, un pigmento negro que se encuentra en los ojos. La vitamina C por su banda, podría llegar a reducir el riesgo de padecer cataratas relacionadas con la edad y es que el tomate dispone de una fuente muy rica en antioxidantes, los cuales ayudan a combatir los radicales libres y proteger los ojos de trastornos relacionados con la edad.

Por otro lado, si sentimos los ojos cansados y notamos ojeras y los ojos hinchados, ponernos unas rodajas de tomate en los ojos, nos ayudarán a relajarlos gracias a su efecto refrescante.

Como vemos, los beneficios del tomate son muchos, podemos prepararlos en multitud de platos o incluso podemos comerlos solos a rodajas, acompañándolos si nos apetece con un poco de sal, pimienta y orégano. Están riquísimos y nos aportaran grandes cantidades de nutrientes a nuestro cuerpo y en especial a nuestros ojos.

El brócoli

¿Qué aporta el brócoli a la vista?

El brócoli es una verdura con forma de arbolito y pertenece a la familia de las crucíferas, entre ellas encontramos coliflor, coles de Bruselas, repollo, etc. Tiene gran cantidad de vitamina C y ácidos Omega-3, mucho contenido en agua, fibra y pocas calorías.

Una de las características que más destaca de esta verdura es que es un buen protector de los rayos solares

En la zona del centro de la retina del ojo encontramos la mácula, un pequeño tejido compuesto por unos pigmentos naturales que protegen a nuestros ojos de los rayos del sol, estos pigmentos maculares son la luteína y la zeaxantina y el brócoli puede ser beneficioso para mejorar estos pigmentos maculares, ya que éstos son los encargados de proteger a nuestros ojos contra los rayos del sol. El brócoli es rico en carotenos y potencia de esta manera la salud de nuestros ojos.

Y es que, el brócoli se considera la alternativa más natural, en cuanto a alimentos se refiere, para protegernos de los efectos nocivos del sol. Así lo demuestra un estudio realizado por la Unidad de Investigación Oftalmológica Santiago Grisolía del Hospital Dr. Peset de Valencia, en el cual participaron 14 personas durante un mes. 

El objetivo del estudio pretendía investigar cómo algunas sustancias que encontramos en el brócoli, como los carotenos, eran capaces de aumentar la densidad de los pigmentos naturales de la mácula.

Durante un mes, la mitad de las personas debían ingerir a diario 375 gramos de brócoli y la otra mitad no. Los resultados indicaron que quienes habían consumido brócoli cada día, habían mejorado la densidad de los pigmentos maculares de media un 30%, lo que generó un aumento en la protección contra las radiaciones nocivas del sol y otras agresiones, como el humo del tabaco.

Además, de protegernos la visión, gracias a la vitamina A, el beta-caroteno y la zeaxantina, que nos ayuda con la prevención de cataratas, degeneración macular asociada a la edad y protección contra los rayos solares; el brócoli es un gran aliado para la prevención contra el cáncer gracias a la presencia de potasio, zinc y vitaminas A, C y E; tiene poderes antioxidantes que permiten protegernos de los radicales libres y ayuda a evitar el deterioro y envejecimiento prematuro gracias a la vitamina E y el beta-caroteno; a su vez, fortalece el sistema cardiovascular y ayuda a nuestro sistema intestinal, gracias a su alto contenido en fibra.

Si nos animamos a incluir más brócoli a nuestra dieta, es importante recordar que los nutrientes del brócoli no solo se concentran en sus flores, por lo que no hay que desechar otras partes del mismo, como son los tallos o las hojas, ya que aquí es donde encontramos la mayor cantidad de nutrientes. Las hojas del brócoli contienen mayores cantidades de beta-caroteno que en tallo o en las flores y los tallos del brócoli, contienen gran cantidad de fibra.

La mejor forma de preparar el brócoli para mantener todos sus nutrientes, es al vapor, ya sea solo o bien, acompañándolo con otras verduras.

Los cacahuetes 

¿Qué beneficios tiene el cacahuete para la visión?

A pesar de que los cacahuetes se les puede considerar parte de la familia de los frutos secos, en realidad no lo son, los cacahuetes son legumbres

Son un alimento que no queríamos dejar de nombrarlo ya que se trata de un complemento que no falta nunca en nuestra cocina y nos acompaña como snack siempre que salimos de casa.

Estas legumbres son una fuente de proteínas vegetales y grasas saludables para nuestro organismo, dispone de alto contenido en fibra, potasio, fósforo, magnesio, hidratos de carbono complejos y vitaminas B y E.

Los cacahuetes disponen de ácidos grasos Omega-3, esenciales para la retina de nuestros ojos. Además, estos nutrientes ayudan a mejorar la función cerebral lo que indirectamente supone una mejor visión.

A su vez, la ingesta de cacahuetes ayuda a reducir el síndrome de ojos secos. La deficiencia en la ingesta de este ácido graso puede provocar daños en los vasos sanguíneos, pudiendo causar ceguera.

La vitamina E ayuda a retrasar la aparición de cataratas y degeneración macular relacionada con la edad.  

Y es que los cacahuetes, no solo nos aportan beneficios para nuestra visión, sino también para piel y para nuestro organismo en general, al contener grasas saludables las cuales nos ayudarán con la pérdida de peso.

Es un alimento que puede comerse como snack o prepararse en una crema, tan solo es necesario quitarle la cáscara, no hace falta ponerlo a remojo ni cocinarlo como sí lo haríamos con otro tipo de legumbres. 

En este sentido, se asemeja más a un fruto seco, aunque éste (el cacahuete) contiene de muchas más proteínas que las almendras, las avellanas o las nueces. Si deseas conocer los beneficios que aportan los frutos secos a nuestra vista, no te pierdas nuestro artículo Beneficios de los frutos secos para nuestra vista.

La salud de nuestros ojos está muy ligada a nuestra alimentación, así como a nuestra salud en general.

Si bien es cierto que no existe una dieta especialmente indicada para mejorar la visión, es importante intentar evitar los extremos y buscar el equilibrio. Hay ciertos alimentos que pueden ayudar a contribuir a mantener una buena salud visual, como el tomate, el brócoli o los cacahuetes que no podemos olvidar de incluirnos a menudo en nuestra mesa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad