Beneficios De Los Frutos Secos Para Nuestra Vista

Compartir nos ayuda!

¿Sabías que ciertos frutos secos pueden también mejorar la salud de nuestros ojos?

Y es que además de ser beneficios para nuestra dieta, si lo que queremos es perder peso, los frutos secos también contienen grandes cantidades de vitaminas y minerales esenciales, como son la vitamina E o el zinc, que benefician a nuestra vista y nos ayudan de esta manera, a mantener una buena salud en los ojos y a disminuir el riesgos de cataratas y degeneración macular relacionada con la edad, gracias a su poder antioxidante que ayuda a proteger las células del cuerpo de los dañinos radicales libres.

Las nueces, las almendras, los pistachos y otros tipos de frutos secos son una gran fuente de ácidos grasos Omega-3 y el consumo de grasas esenciales saludables son beneficiosas para nuestra visión

Estudios han revelado que los ácidos grasos Omega-3 pueden ayudar a proteger nuestros ojos de problemas y patologías como la degeneración macular o el síndrome del ojo seco, además de ayudar a reducir el riesgo de padecer presión ocular alta, lo que puede provocar el desarrollo de glaucoma

Vamos a ver pues, cuáles son los frutos secos más beneficiosos para nuestros ojos y que no debemos olvidar de incluirlos en nuestra dieta diaria por toda la energía que pueden aportar tanto a nuestros ojos, como a nuestro organismo en general.

Posiblemente más de uno eche en falta en nuestro listado a los cacahuetes y es que éstos, a pesar de considerarlos en la familia de los frutos secos no lo son, los cacahuetes son legumbres. No hemos querido dejar de comentar sus grandes beneficios para nuestros ojos, por eso los hemos incluido en nuestro artículo Comer ‘Por Los Ojos’  Parte II.

1. Las almendras para la vista

¿Qué beneficios tienen las almendras?

Las almendras son frutos secos con altos valores curativos, entre ellos mejorar la vista. Por lo que se recomienda, comer un puñado de almendras a diario para mantener una buena salud visual.

Estos frutos secos contienen grasas saludables las cuales hacen posible fortalecer la vista. Se pueden comer crudas y enteras o bien molidas y mezcladas en algún batido o leche. 

Las almendras son ricas en vitamina E, nutriente antioxidante que ayuda a retrasar la degeneración macular, además de contener proteínas, fibra, grasas no saturadas y ácidos grasos Omega-3.

Además, las almendras ayudan a mantener el bienestar de nuestro organismo, ya que nos ayudan a mantener el control de nuestro peso, a controlar el colesterol y problemas relacionados con el corazón, ya que evitan la coagulación de la sangre, lo que ayuda a que las paredes de las arterias sean más flexibles y no se obstruyan tan fácilmente. 

2. Los pistachos para la vista

¿Qué beneficios tienen los pistachos?

Los pistachos son unos frutos secos muy beneficios para nuestra salud en general y también para mantener una buena salud visual, al contener gran cantidad de carotenoides luteína y zeaxantina, los cuales son antioxidantes protectores de los tejidos frente al daño ocasionado por los radicales libres, responsables de la oxidación que causa el envejecimiento.

Comer pistachos puede ayudar a reducir el riesgo de padecer degeneración macular asociada con la edad, principal causa de ceguera y discapacidad visual.

A su vez, la vitamina B2 y la riboflavina actúan como antioxidantes y ayudan a proteger los ojos del sol.

Los pistachos además de ser muy beneficios para la salud de nuestros ojos, nos ayudan también a mantener una piel hidratada y bien cuidada.

3. Las avellanas para la vista

¿Qué beneficios tienen las avellanas?

Las avellanas tienen un alto contenido en fibra y vitamina E, lo cual significa que son beneficiosas para nuestra salud visual. 

Y es que, estos frutos secos, ayudan a nuestras células contra el estrés oxidativo y nos ayudan a su vez, a reducir las posibilidades de sufrir cataratas. Además, son ricas en riboflavina (vitamina B2) que nos ayuda a mantener la salud de nuestra visión, además de la piel y el sistema óseo.

4. Las nueces de Brasil para la vista

¿Qué beneficios tienen las nueces de Brasil?

Las nueces de Brasil son ricas en ácidos grasos Omega-3, también son conocidas especialmente por su gran contenido en vitamina E y selenio, ya que pueden ayudar a mejorar la salud de nuestros ojos

Ayudan a mantener la integridad de la membrana celular de las capas mucosas y protege los ojos de los daños de los radicales libres, lo que fomenta el retraso de cataratas.

Estos frutos secos tiene un alto contenido en grasa y se recomienda comer cada día entre dos y cuatro nueces para mantener una buena salud visual y un buen funcionamiento del sistema inmunológico.

5. Los anacardos para la vista

¿Qué beneficios tienen los anacardos?

Los anacardos pueden ayudar a retrasar la degeneración macular relacionada con la edad, gracias a su alto contenido en zeaxantina, el cual es un potente carotenoide

Además, estos frutos son un alimento muy saludable gracias a su aporte de vitaminas B y E, proteínas vegetales, aceites esenciales, fósforo, magnesio, potasio, selenio y ácido fólico. Las vitaminas E, C y B2 ayudan a mantener saludable el cristalino del ojo, esencial para el buen enfoque  y el aporte de la vitamina E ayuda a la buena conservación de la conjuntiva (membrana que cubre la superficie interna del párpado y la parte blanca del globo ocular) .

Además de ayudarnos a mantener una buena salud visual, los anacardos también pueden contribuir a la pérdida de peso, gracias a su alto contenido en grasas saludables

¿Qué nos aportan los frutos secos a nuestra vista?

Los frutos secos son una gran fuente de nutrientes esenciales para nuestro organismo, ya que nos aportan grandes dosis de proteínas, vitaminas, antioxidantes, fibra, minerales además de aportarnos grasas saludables (no saturadas), ácidos grasos Omega-3.

Ácidos grasos Omega-3

Los frutos secos son una de las mejores fuentes de ácidos grasos esenciales Omega-3 de origen vegetal. Tiene un papel fundamental en el desarrollo y funcionamiento del cerebro, así como de otras membranas de nuestro cuerpo. 

Ayudan a fortalecer el nervio óptico pudiendo mejorar los síntomas de las personas que padecen de glaucoma. El ácido graso Omega-3 también es beneficioso para la retina, tal y como muestra un estudio realizado por el National Eye Institute, donde pudieron comprobar en ratones, que una dieta rica en ácidos grasos Omega-3 puede retrasar la degeneración macular asociada con la edad.

Además, este nutriente estimula la glándula lagrimal lo que evitará sufrir de sequedad ocular y por otro lado, ayuda a reducir la oxidación celular y contribuye a que la luz nos moleste menos.

Vitamina E

Esta vitamina liposoluble tiene propiedades antioxidantes y es fundamental para ayudar a combatir contra los radicales libres, los cuales son responsables de enfermedades degenerativas y envejecimiento prematuro de la piel. Además de ayudar a reducir las cataratas y la degeneración macular retiniana

Selenio y Zinc

El selenio y el zinc son dos minerales que ayudan a la prevenir la degeneración macular y en personas que sufren de diabetes, contribuyen a regular los niveles de azúcar y de esta forma poder prevenir otros problemas graves, como la retinopatía diabética

El selenio es un antioxidante y el zinc, es un oligoelemento abundante en nuestros ojos, especialmente en la zona de la retina y es un componente importante en el sistema antioxidante de los ojos. Su deficiencia puede aumentar el envejecimiento precoz de las estructuras oculares.

Por lo tanto, acabaremos recordando lo importante que es mantener una buena nutrición para la salud ocular así como para nuestra salud en general. 

Una dieta equilibrada y saludable que incluya frutas, verduras y frutos secos para un buen funcionamiento de nuestros sistema ocular, agregando ciertos antioxiodantes para así mejorar nuestra salud ocular, así como luteína, zeaxantina, vitamina C, vitamina E y zinc entre otros para así ayudar a reducir el riesgos de padecer ciertas afecciones oculares como hemos estado viendo.

Se recomienda comer un puñado de frutos secos al día. No obstante, también es cierto que, hay personas que son alérgicas a los frutos secos y deben evitarlos. 

Los frutos secos son una gran opción muy fácil, ya que son el snack o tentempié perfecto para comer entre horas. Mejor siempre consumirlos crudos, ni con sal ni aditivos, para comerlos en su versión más natural y a poder ser, aquellos que todavía conserven su cáscara y piel.

También, cualquiera de estos frutos secos podemos incorporarlo en cualquier plato de ensalada y les dará un toque único. Podemos optar por prepararlos para beberlos en leche vegetal o incluso, cocinarlos en algún plato caliente en forma de salsa o en gran cantidad de postres, como bizcochos o galletas. Tenemos multitud de opciones y todas ellas deliciosas.

Eso sí, hay que vigilar la cantidad que ingerimos ya que ¡son ricos también en calorías! Porque al igual que todos los alimentos, los frutos secos a pesar de ser una gran fuente de nutrición para nuestros ojos, han de consumirse con moderación. Recordemos leer la cantidad de la porción individual que nos indique el valor nutricional en el paquete de frutos secos e intentemos no excederlo, eso nos ayudará a mantener la cintura mientras nos beneficiamos de su fuente inagotable de nutrientes.