¿Astenopía?

Compartir nos ayuda!

Posiblemente si encontramos la palabra Astenopía, quizás nos ocurra lo mismo que nos pasó la primera vez que escuchamos el concepto de Ambliopía. Que no teníamos ni idea a qué se refería hasta que nos dijeron: Ojo vago, en que dijimos, ¡ahh vale, ahora sí!. Pues bien, con astenopía nos referimos a la fatiga visual, también conocida como estrés visual.

¿Qué es la astenopía?

Ya en nuestro artículo Yoga Para Los Ojos nombramos el origen griego de la palabra («ἀσθένεια» [aszeneia] ‘debilidad’ y «ὤψ» [op] ‘vista’) el cual se refiere al sobreesfuerzo o sobrecarga visual, normalmente de la vista de cerca, debido a la fatiga de uno de los músculos internos del ojo, el músculo ciliar, que es el responsable de presionar al cristalino para que pueda enfocar las imágenes y de esta forma poder ver nítidamente. 

¿Cuáles son las causas de la astenopia?

Todo lo que provoque un sobreesfuerzo visual será un causante de la astenopía o fatiga visual, ya sea éste debido a: 

  • Actividades prolongadas en visión cercana sin descansos, ya sea mirando pantallas digitales, leyendo un libro o cosiendo… actividades de gran esfuerzo ocular.
  • o bien, actividades prolongadas en visión lejana sin descansos, como cuando conducimos.
  • o incluso, actividades donde requiera un gran esfuerzo debido al cambio de enfoque cercano y lejano constantemente.
  • Exposición a la luz de forma inadecuada, ya sea por falta de ésta o por exceso.
  • Sequedad en los ojos puede también provocar fatiga visual
  • Algunos medicamentos para el tratamiento de acné, hormonal, antibióticos, ansiolíticos, somníferos, etc.
  • Disfunciones en la visión binocular y acomodativos
  • Errores refractivos sin diagnosticar, corregir o mal corregidos
  • Falta de sueño 
  • Cirugía refractiva
  • Condiciones ambientales adversas, calor, aire, humo, aire acondicionado… 

Diferencias entre astenopía y presbicia

Es importante poder distinguir la astenopía de la presbicia y es que la presbicia o vista cansada es una de las causas de la fatiga visual o astenopía, ya que ésta se refiere a un problema refractivo. No es un tipo de fatiga. 

La presbicia es una condición fisiológica la cual provoca que el sistema acomodativo no funcione correctamente y la astenopía es un sobreesfuerzo del sistema visual, encontrándose éste con buena salud, se trata únicamente de un problema funcional y no fisiológico, como es el caso de la vista cansada o presbicia el cual se relaciona con la edad. 

Tipos de astenopía o fatiga visual

Los tipos de astenopía dependen de la causa o factor que la desencadene. 

La fatiga visual más común en la actualidad es la fatiga digital, también conocida con el nombre de síndrome visual informático y se desarrolla debido al exceso de horas frente a las pantallas de dispositivos electrónicos (una media de 10,5 horas en menores de 30 años).

La fatiga visual digital se caracteriza por:

  • El exceso a la exposición de la luz azul-violeta de las pantallas electrónicas, además de astenopía podría llegar a causar en el futuro daños en la retina y envejecimiento prematuro de algunas estructuras oculares.
  • El enfoque continuado durante largas horas requiere de un esfuerzo constante por parte del músculo ciliar, responsable del sistema acomodativo.
  • El parpadeo no es el suficiente frente a una pantalla, la frecuencia de parpadeo disminuye y ello conlleva sequedad, escozor, picor.. como ya hemos visto, causas de la astenopía.
  • La postura general de todo el cuerpo suele estar forzada, estática y mantenida por largas horas, lo que puede provocar malestares musculares tanto cervicales, lumbares, etc.

El  incremento de la fatiga visual en el trabajo, es tal en nuestra sociedad actual, que hemos creído conveniente recomendar la lectura de un estudio que nos muestra el síndrome de fatiga ocular y su relación con el medio laboral.

El síndrome visual informático forma parte del tipo de astenopía acomodativa, al tratarse de una fatiga visual causada por el trabajo continuado en visión cercana, es decir debida al esfuerzo constante en la acomodación por parte del músculo ciliar y el cristalino para poder formar una imagen nítida en la retina. 

¿Cuáles son los síntomas de la astenopía?

Los síntomas más comunes de la astenopía pueden ser:

  • cansancio ocular
  • pesadez en los ojos
  • sequedad o lagrimeo
  • disminución de la agudeza visual
  • visión borrosa o doble
  • enrojecimiento de los ojos e hinchazón
  • escozor, picor, ardor o quemazón
  • sensación de arenilla
  • dificultad de mantener los ojos abiertos
  • sensación de sueño
  • mayor sensibilidad para enfocar sobre la luz brillante de la pantalla
  • manchas en el campo visual
  • hombros, cuello, espalda doloridos, dolor cervical
  • dolor de cabeza o sensación de congestión
  • mareos

¿Cómo prevenir la astenopía?

  • Pausas cada hora para descansar los ojos, podemos levantarnos, enfocar un objeto que esté lejano o por ejemplo, mirar por la ventana.
  • Iluminación adecuada con luz natural que entra en la habitación y un foco más intenso que cubra la zona de trabajo, vigilar los reflejos y contrastes.
  • Mantener lubricados los ojos, evitar la sequedad de los ojos, pestañeando a menudo o hidratándolos con lágrimas artificiales si es necesario.
  • Seguir pautas ergonómicas correctas, con una postura adecuada con la espalda recta apoyada en el respaldo de la silla, ambos pies en el suelo y mantener una distancia de la pantalla del ordenador de unos 40-50 cm.
  • Inclinación de la cabeza de 25 grados con respecto a la superficie horizontal para reducir tensión de cuello y hombros.
  • Optimizar el enfoque y poder disponer de todo lo que necesitamos al alcance de nuestras manos, para así poder evitar movimientos bruscos en nuestro enfoque.
  • Disponer de filtros ópticos que puedan bloquear la onda de luz azul.

¿Cómo tratar la astenopía?

El tratamiento de la astenopía se basa en poder incorporar estos cambios en los hábitos diarios y en nuestro ambiente, para de esta forma, mantener una buena higiene visual. También se podrían incorporar una serie de ejercicios oculares o de yoga para los ojos para así poder aliviar el cansancio visual. 

En el siguiente enlace tienes una serie de ejercicios que puedes aplicar en tu rutina diaria para ayudar a prevenir la astenopía.

Además del posible diagnóstico de lentes o gafas en caso de padecer de algún problema ocular. El optometrista será quien pueda detectar la astenopía y encuentre la mejor solución para paliar esta fatiga con consejos ergonómicos y visuales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad