Yoga Para Los Ojos

¡Compartir nos ayuda a todos!

¿Yoga para los ojos? ¿Cómo se puede hacer yoga para los ojos?

Quizás te estés haciendo estas preguntas y tantas otras, si es la primera vez que escuchas este concepto, no te preocupes, con este artículo nos gustaría poder aclarártelas y darte a conocer unos pequeños tips que pueden serte de gran utilidad en momentos en los que sientes tu mirada cansada, notas cierta pesadez en los párpados o reconoces que tus ojos están casados por el estrés que has llevado durante todo el día.

Abordaremos en primer lugar, los conceptos de saber qué son los ojos cansados y tristes, cómo podemos saber si sufrimos de fatiga visual o qué es bueno para los ojos cansados, a partir de identificar sus causas y sus síntomas

Posteriormente, trataremos su prevención e incluiremos unos ejercicios visuales que nos han parecido muy interesantes para compartir en un PDF descargable en un próximo artículo.

En cualquier caso, estos consejos no pretenden en ningún caso, ser un sustituto de una visita médica personal. Tan solo pretendemos animar a cualquiera a participar activamente en su cuidado visual y fomentar así, su bienestar general gracias al hecho de practicar hábitos saludables

Igual que procuramos comer saludable, hacer ejercicio regularmente, intentar relajarnos y evitando el estrés, también deberíamos prestarle atención al cuidado de uno de nuestros órganos más preciados, nuestros ojos.

Y es que, como todos sabemos, el ser humano a lo largo de los años ha ido evolucionando muy rápidamente y ha cambiado completamente su forma de vivir.

Pero, a pesar de que evolutivamente hablando no han pasado tantos años, el ser humano, nosotros, sí que lo hemos hecho.

Hemos pasado de vivir al aire libre y en espacios abiertos a vivir en lugares cerrados y en la mayoría de casos, artificiales y la biología de nuestro cuerpo no ha podido adaptarse tan velozmente a nuestra forma de vida actual. 

Un ejemplo de ello, son nuestros ojos, estaban y siguen estando, pensados para una visión en espacios abiertos y grandes, siempre en alerta y en movimiento constante, y no enfocados en un mismo punto durante horas y horas, a poca distancia, como los estamos utilizando en la actualidad y esto se traduce, en un continuo esfuerzo por parte de nuestros ojos.

Los ojos no solo son receptores de luz, sino que tienen un papel protagonista en cuanto a las relaciones de cada uno con su entorno. Nuestros ojos son los encargados de emitir y recibir la mayor parte de la información de nuestro organismo. 

Por lo tanto, sería interesante recordar de vez en cuando,  en no hacer cosas que dificulten el trabajo de los ojos. Un ejemplo de ello sería, tratar de no mantener la visión enfocada en una distancia corta durante mucho tiempo y tomar pequeños descansos para realizar algunos sencillos ejercicios de yoga para los ojos.

Ojos cansados y tristes 

¿Por qué hablamos aquí de ojos cansados y tristes? Tranquilo, no estamos queriendo entrar en el mundo de las emociones, pero sí es cierto que, todos hemos observado alguna vez que cuando tenemos los ojos cansados, posiblemente nos hayan preguntado si estamos bien o tristes

Y es que, nuestros ojos hablan por sí solos y suele ser la gente a nuestro alrededor los que mejor pueden observar cuál es nuestro estado de ánimo en general. Y son nuestros ojos los que les revelan cómo nos sentimos. 

Así pues, sería interesante intentar averiguar si hay alguna posibilidad de poder observarnos a nosotros mismos de mejor manera, para saber qué nos ocurre e intentar ayudarnos con su prevención.

Astenopía o dicho de otro modo ¿Qué es la fatiga visual? o mejor aún ¿Qué son los ojos cansados?

La astenopía tal y como se describe en la Wikipedia viene del griego «ἀσθένεια» [aszeneia] ‘debilidad’ y «ὤψ» [op] ‘vista’) y se refiere al esfuerzo visual, que se presenta a partir de síntomas tales como la fatiga, dolor de cabeza o dolor en los ojos o alrededor de los mismos, visión borrosa, etc. 

Posiblemente todos hemos sentido alguna vez nuestros ojos cansados y es que al igual que el esfuerzo físico constante, fatiga nuestros músculos, el esfuerzo visual continuado también provoca fatiga ocular. Podemos sentir los ojos cansados de estudiar, por ejemplo tras pasar muchas horas tras el ordenador o con un libro.

Otros,  pueden describir los ojos cansados como pesadez en los ojos y es que al fin y al cabo, nos referimos a una fatiga visual o ocular, mirada cansada, ojos cansados o pesadez en los ojos e incluso tener ojeras y estrés visual

En cualquier caso, estamos describiendo una sensación de nuestro malestar ocular. Y como veremos a continuación, hay una serie de síntomas o características generales que se relacionan con el cansancio visual

Es importante no confundir la fatiga visual con la vista cansada, ésta también es conocida con el nombre de presbicia. 

La presbicia se refiere a la pérdida de nitidez en la visión de cerca y suele aparece a partir de los 40, debido a la pérdida de elasticidad del cristalino, lo que dificulta la capacidad de acomodación para poder ver de cerca.

¿Cuáles son los síntomas de ojos cansados?

Como ya hemos comentado, muchas veces nosotros no nos damos cuenta de que nos sentimos cansados y agotados, sino que son los demás los que lo notarán antes y en ese momento, nos surge la pregunta de: 

¿Cómo saber si tengo fatiga visual? ¿Qué tipo de sensaciones noto al sufrir de ojos pesados y cansados? 

Los ojos cansados se caracterizan por sentir escozor o picor en los ojos, sin haberlos frotado, notando incluso hinchazón o enrojecimiento de los mismos, a la vez que pesadez en los párpados y pesadez general en los ojos, a veces podremos tener sequedad en los ojos y otras, por el contrario, acompañando a la pesadez de los ojos, ojos llorosos y la sensación, en algunas ocasiones, de pesadez en los ojos y sueño, con la evidencia de tener ojeras debido a esta pesadez en los ojos y la sensación de no poder mantener los ojos abiertos, también podemos notar la sensación de tener arenilla dentro del ojo o algún otro cuerpo extraño o bien, sufrir de más sensibilidad a la luz o sentir dolor de cabeza, debido al esfuerzo acomodativo que están haciendo nuestros ojos, llegando a causar visión borrosa o doble, la cual desaparecerá al descansar la vista haciendo una pausa, realizando por ejemplo, algún ejercicio de yoga para los ojos para así poder relajarlos y paliar un poco el agotamiento en los ojos.

Por lo tanto, a modo de resumen indicaremos que las características de los ojos cansados son:

  • Escozor o picor en los ojos
  • Hinchazón o enrojecimiento
  • Pesadez en los ojos o pesadez en los párpados
  • Ojeras en los ojos
  • Sequedad en los ojos o bien, ojos llorosos
  • Dolor en los ojos o pinchazos
  • Sensación de tener arenilla dentro del ojo o algún cuerpo extraño
  • Dolor de cabeza, debido al esfuerzo acomodativo
  • Visión borrosa o doble, que desaparece al descansar la vista
  • Sensación de no poder mantener los ojos abiertos
  • Más sensibilidad a la luz

Pero ojo… A pesar de que éstos son síntomas que pueden indicar el cansancio en los ojos, también podrían ser indicaciones de otro tipo de problemas y algunos casos, mucho más graves. 

Por ejemplo, el motivo por el cual me escuecen los ojos, podría relacionarse además con una alergia, una infección, una irritación u otros; el hinchazón de los ojos, puede deberse a múltiples causas a parte de la fatiga visual, como es la acumulación excesiva de líquidos o padecer de algún problema en el lagrimal; los pinchazos en los ojos tanto al parpadear como por la parte de detrás del ojo, pueden deberse también a otras causas como infección, migraña, ojo seco; la visión borrosa o doble puede ser causada por tener los ojos cansados o bien por alguna enfermedad, defecto en la vista o problema refractivo. 

Por ese motivo, ante cualquier duda, siempre se deberá acudir a un profesional en la materia que nos realice un chequeo y pueda descartar posibles patologías. 

Y por ello, hemos pensado hacer una mención especial a la relación del dolor de ojos con el dolor de cabeza, ya que nos ha parecido interesante a la vez que importante. 

¿Por qué me duelen los ojos y la cabeza?

El dolor de cabeza es una dolencia muy común en nuestra sociedad, a pesar de que puede ser síntoma de algún problema muy importante, también podemos relacionarlo con la visión y con algún defecto en los ojos no diagnosticado ni corregido. 

Por ejemplo, si padecemos de algún problema refractivo que todavía no ha sido detectado ni tratado o por el contrario, se ha corregido erróneamente, podemos sufrir de dolor de cabeza y de ojos, ya que los ojos hacen un sobreesfuerzo y esto causa la fatiga visual o astenopía.

Pero, ¿Cuáles son las causas de la fatiga ocular? 

Después de haber valorado algunos de los síntomas que podemos tener al sufrir de ojos cansados, investigaremos cuáles son las causas comunes de nuestro cansancio ocular y es que, aunque no nos demos cuenta hay muchas situaciones que pueden ser las responsables de esta fatiga visual. Así que es momento de sentarnos y preguntarnos: 

¿Por qué siento los ojos cansados?

Si leemos durante largos ratos, incluso llegando a horas sin parar, puede ser que sintamos pesadez en los ojos y es que, al estar absortos en la lectura de un buen libro, hay momentos en los que se nos puede incluso olvidar de pestañear lo suficiente, lo que podría causar sequedad en los ojos.

Si trabajamos con el ordenador y tenemos la mirada fija en la pantalla durante varias horas y no realizamos pausas para descansar los ojos y practicar algún ejercicio de yoga para los ojos, podemos también resentirlo en nuestra mirada cansada.

Si lo unimos al hecho de no disponer de nuestra mesa de trabajo cerca de una ventana y no tener luz natural que entre por la ventana, o bien, si estamos expuestos a una luz brillante o al resplandor de la misma, o por el contrario estamos trabajando con una luz tenue, cualquier de estos casos, serán situaciones que harán que forcemos la vista.

Al conducir durante muchas horas y largos recorridos pueden provocar pesadez en los ojos y sueño, por lo que es importante parar cada dos horas para poder así darle descanso no solo a nuestras piernas y brazos, los cuales están en tensión después de pasar tanto tiempo en la misma posición, sino también darle a nuestros ojos el descanso que también se merecen, después de haber estado enfocados en distintas distancias, lo que conlleva un sobreesfuerzo por su parte.

Al realizar actividades donde se requiere de una mayor concentración, tendemos a forzar la vista, lo que conlleva la pesadez en los ojos y en alguna ocasión, también dolor de ojos, irritación o enrojecimiento.

También podemos sufrir de ojos cansados por estrés, el hecho de estar estresados o cansados o no haber dormido lo suficiente la noche anterior, pueden provocar astenopía

Cuando nos encontramos en algún lugar donde hay un ventilador cerca o estamos expuestos al aire seco de un aire acondicionado o calefacción, puede afectar a nuestros ojos, provocándoles malestares, como sequedad entre otros. 

Por último y no por ello menos importante, podemos padecer de fatiga visual al sufrir algún defecto refractivo (como miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia) no detectado y por consiguiente, no corregido.

Así que, a modo de conclusión resumimos las causas de la fatiga visual:

  • Leer durante largos ratos
  • Mirar una pantalla durante muchas horas sin descanso
  • Exposición a una luz brillante o a su resplandor
  • Forzar la vista al ver con una luz tenue
  • Conducir largos recorridos
  • Realizar alguna actividad donde se precise una mayor concentración
  • Falta de sueño
  • Estrés y cansancio
  • Exposición al aire seco de un ventilador, aire acondicionado o calefacción 
  • Tener algún defecto refractivo no detectado (ni corregido).

¿Cómo aliviar los ojos cansados? ¿Qué es bueno para los ojos cansados?

Tratamiento para los ojos cansados y prevención

Si nuestro deseo es evitar tener los ojos cansados, podemos intentar prevenirlo con el descanso visual, así como el descanso de todo nuestro cuerpo, disfrutar de una dieta equilibrada rica en vitaminas y minerales, evitar el alcohol y tabaco, dormir suficientes horas al día  y hacer ejercicio físico.

Intentar en la medida de lo posible, leer y trabajar en habitaciones donde haya luz natural, tomar descanso cada cierto tiempo y situar la pantalla del ordenador a unos 50 centímetros de los ojos.

La práctica de ejercicios oculares puede ser una de nuestras mejores aliadas a la hora de prevenir posibles problemas visuales posteriores. Sin olvidarnos en ningún momento, que si aparece alguna irregularidad visual, siempre debemos acudir a nuestro oftalmólogo de confianza para que pueda tratarla.

Como sabemos, en nuestra vida actual es complicado a veces el poder dedicarnos ampliamente a lo que necesita nuestro cuerpo en cada momento. Por ese motivo, podemos al menos, llevar a cabo alguno de estos rápidos y sencillos ejercicios visuales en algún momento en los que sintamos que nuestros ojos se están sobrecargando:

  • Levantamos la vista de lo que estamos haciendo cada cierto tiempo y enfocamos la visión en algún objeto que se encuentre lejos. Observamos a ese objeto de manera global y después de parpadeamos. Enfocamos los ojos en algún detalle de ese objeto, volvemos a parpadear y seguimos con la rutina que estábamos haciendo antes de parar.
  • Si desde la habitación donde nos encontramos podemos ver el cielo, podemos mirarlo, con la mirada en el infinito
  • Tapamos los ojos con la palma de las manos sin presionarlos, lentamente y por varios minutos, movemos los ojos en todas las direcciones y antes de destaparlos, dejamos unos momentos los ojos sin mover, en reposo. Finalmente, parpadeamos unas cuantas veces.

Además, de seguir estas pequeñas recomendaciones, para el cuidado de la visión tanto de los más pequeños a la hora de hacer sus deberes en casa o de nosotros mismos en la oficina mientras trabajamos y estamos sobreesforzando nuestros ojos durante largas horas, sería apropiado a su vez, tener en cuenta alguno de estos consejos:

  • La habitación donde se estudia o se trabaja ha de estar bien aireada y debe disponer de una temperatura agradable.
  • La mesa de estudio o de trabajo ha de estar frente a una ventana, para así poder mirar por la ventana al cielo, para dar de esta manera, un respiro a la vista de vez en cuando y cambiar así, la distancia de enfoque de los ojos.
  • La habitación no puede estar nunca a oscuras y preferiblemente ha de disponer de luz natural y la luz que proporciona la iluminación a la zona de estudio o de trabajo, no ha de hacer sombras con el brazo o la cabeza. 
  • La postura también es importante, la espalda ha de estar recta y ambos pies apoyados en el suelo, para así evitar que nos acerquemos demasiado al libro, ordenador o sobre lo que estemos trabajando.
  • Es aconsejable que cada media hora o cada hora, descansar durante unos minutos para así no perder la concentración y poder cambiar la distancia de enfoque de los ojos.

Después de hablar de la prevención de los ojos cansados y de la gran cantidad de horas que pasamos frente al ordenador, se nos ocurre un pequeño test o mejor dicho, una pequeña observación que podemos realizar con nuestros miembros de la familia. 

Se trata de contabilizar el número de horas que pasan nuestros ojos ante la pantalla, ya sea de ordenador, tablet, televisión y móvil.

Creemos que la cifra puede llegar a escandalizarnos y sino lo crees así, te invitamos a que hagas el recuento de horas delante de una pantalla.

Así que, por el bien de nuestros ojos y de nuestra familia, sería interesante hacer un pequeño alto para valorar estos datos y plantearnos el hecho de pasar menos hora frente a la pantalla y disfrutar de más contacto visual directo con los nuestros.

Yoga para los ojos para aliviar los ojos cansados

Ya hemos hablado de por qué nuestros ojos pueden estar cansados, de las causas de la pesadez en los ojos, de la relación entre el dolor de ojos con el dolor de cabeza y por qué nos ocurren todos estos síntomas.

Recordamos una vez más, y no nos cansaremos de repetirlo, que es de vital importancia, acudir en primera instancia al doctor para que pueda realizar un correcto diagnóstico. Ya que como hemos visto, alguno de los síntomas de la fatiga visual, pueden ser también síntomas de serias patologías.

A su vez, también es cierto que todos hemos sufrido en algún momento dolor en los ojos, ya sea por haber dormido esa noche 5 horas o porque nos haya ocurrido algo durante el día que nos haya afectado más emocionalmente. Y es que, como suele decirse:

Los ojos son el espejo del alma y muestran a los demás como nos sentimos por dentro.

Cuando nos encontramos en esta situación de fatiga o cansancio, no solemos dar un paso atrás y observarnos, estamos tan enfrascados metidos en nuestra bola de hámster giratoria, que es nuestra rutina, que no pensamos que lo más sensato sería parar por un momento y analizar un poco cómo nos sentimos y así, tener la capacidad de aliviar un poco los síntomas que sufrimos

Ante esta situación, vale la pena plantearnos la idea de realizar algunos ejercicios que nos ayuden a paliar un poco el dolor de cabeza, la pesadez en los ojos, nosotros le llamamos a estos ejercicios: Yoga para los ojos y nos ha parecido interesante poder compartir algunos de ellos.

En primer lugar, deberíamos ser conscientes de que sentimos un malestar y es que aunque parece una tontería, como ya comentamos anteriormente, muchas veces ni siquiera nos damos cuenta de que nos sentimos cansados hasta que alguien no nos lo dice.

Entonces, al pensar en lo que hemos hecho durante el día y observarnos detenidamente, es cuando vemos lo que ha podido desencadenar ese dolor o malestar. Y es que quizás, en el trabajo no hemos tenido la suficiente luz o nos hemos sentido emocionalmente más bajos y vulnerables, en cualquier caso se nos nota en los ojos, nuestros ojos están tristes y cansados. 

Igual que cuando nos sentimos deprimidos, se dice que todo nos cuesta más, que nos sentimos más cansados, más pensados, nos sentimos agotados física y emocionalmente, y nuestros ojos se sienten de la misma manera.

Los síntomas que nos está dando el cuerpo, nos muestran que hay algo en nosotros que no está yendo idealmente. Y de la misma forma que, el hecho de hacer una sesión de yoga o una relajación en algún momento del día, nos aporta beneficios para nuestro cuerpo, no por ello, significa que el yoga o que hacer una meditación cada día, nos curará de todas nuestras enfermedades o trastornos. No es así.

No obstante, hay una razón por la cual, cada vez más personas ven que hay unos efectos positivos al hacer una pequeña clase de yoga o de relajación o incluso, ejercicio físico o algún tipo de deporte, todos tienen algo en común y ese algo es que: nos permiten despejar nuestra mente.

Posiblemente todos conozcamos a alguien que practique yoga a diario o algún deporte cada día, preguntémosle entonces, qué tal se siente al hacer su sesión, qué efectos nota en su cuerpo y cuáles han sido los resultados

Y nos dirá cuáles han sido los beneficios que le ha aportado y de cuál es la diferencia entre los días que lo hace y no lo hace.

En otras palabras, en estos días que corren, en los que estamos rodeados (y absortos) por la tecnología y las pantallas digitales, donde parece que no podemos desconectar de este mundo rápido y continuo, en el que, no siempre tenemos el tiempo de tener una sesión completa de deporte, de yoga o de meditación, creemos que el yoga para los ojos o unos pequeños ejercicios que podemos aplicarlos en cualquier momento del día e incluso, varias veces al día, pueden ser igualmente beneficios para nosotros

Solo unos minutos, nos pueden cambiar el ánimo, hacernos descansar y porque no, sacarnos una pequeña sonrisa.

Por ello, hemos creado un pequeño PDF con algunos de los ejercicios que más nos han gustado y te animamos a descargártelo en el siguiente artículo, si lo que necesitas es un poquito de inspiración, ya que estos ejercicios te pueden servir de guía a la hora de seguir tu pequeña rutina de yoga para los ojos y así darles el respiro que se merecen.

Y tú, ¿Estás preparad@ para un poco de yoga para los ojos?