¿Cómo Detectar El Ojo Vago?

¡Compartir nos ayuda a todos!

El ojo vago no siempre es fácil de detectar, particularmente en bebés o niños, por ese motivo hemos creído interesante escribir un artículo, dónde encontrar algunas pistas de cómo detectar el ojo vago, para ello empezaremos conociendo cuáles son los síntomas para detectar el ojo vago, para luego desgranar la detección del ojo vago en bebés, en niños y en adultos. 

Y es que, no es lo mismo detectar la ambliopía en un bebé de unos meses, que hacerlo con un niño o con un adulto, con el que ya es más sencillo observar sus movimientos y comunicar con él,  ya que ya es capaz de describir qué es lo que le ocurre exactamente.

Antes, recordemos en qué consiste el ojo vago o ambliopía: La ambliopía aparece cuando uno de los dos ojos tiene una mejor agudeza visual que el otro.

El cerebro normalmente, recibe una información visual de cada ojo y une estas dos informaciones para formar una imagen. 

Cuando estas dos imágenes distan mucho una de la otra, el cerebro seleccionará la imagen más nítida y clara y evita la otra: La imagen que no es ‘tan buena’, es la información que le está enviando el ojo vago, el cual se hace ‘perezoso’ porque es el otro ojo el que realiza la mayor parte del trabajo visual. La ambliopía también puede ocurrir en los dos ojos.

Si te apetece puedes ampliar un poco más esta información, leyendo nuestro artículo sobre La Ambliopía, en el que tratamos: las causas del ojo vago, los síntomas, cómo puede tratarse la ambliopía y cómo prevenirla.

La ambliopía, a diferencia del estrabismo, no se puede diagnosticar por la apariencia de los ojos. 

Cuando se sufre de un estrabismo en muchas ocasiones se puede apreciar más fácilmente ya que se pueden visualizar los ojos desalineados, un ojo se gira hacia alguno de los lados, ya sea hacia dentro, hacia afuera, hacia arriba o hacia abajo. 

El ojo vago, por su parte, es difícil de diagnosticar por nosotros mismos a simple vista, sino se realiza un test de la agudeza visual en cada uno de los ojos

Si bien es cierto también, que la ambliopía puede desarrollarse como consecuencia de un estrabismo.  Este hecho no implica que todos los ambliopes padezcan de estrabismo.

¿Cuáles son los síntomas para detectar un ojo vago?

El ojo vago aparece cuando no se desarrolla una visión nítida en uno o en los dos ojos, aún con corrección refractiva y sin una patología aparente que desencade la mala visión.

El problema es la visión binocular poco desarrollada. Es decir, cuando los dos ojos pueden ver de forma similar y envían cada uno imágenes al cerebro, éste puede combinar sin problema las dos imágenes y crear una sola imagen en 3D. 

Pero, ¿qué ocurre cuando el cerebro no puede combinar las dos imágenes que le han enviado los dos ojos? 

Al no poder combinar las dos imágenes, el cerebro eliminará la imagen de peor calidad, la que le proporciona el ojo vago, lo que se refiere a una visión más pobre en ese ojo y una peor vista.

Según la Asociación Española de Optometristas Unidos, no hay unanimidad en cuanto al porcentaje de ojo vago, pero se estima que está entre el 3 y el 5% de la población, siendo ésta la principal causa de disminución de agudeza visual en niños

Los síntomas que el ojo vago puede incluir son:

  • Visión borrosa
  • Visión doble
  • Deficiente percepción de la profundidad
  • Los ojos no parece que se coordinen correctamente, un ojo puede ir en una dirección distinta al otro, puede haber en algunos casos, una desviación de un ojo
  • Dolor de cabeza frecuente
  • Fatiga visual
  • Se entrecierran los ojos, se cierra uno de los ojos o se inclina la cabeza
  • Presenta resistencia para jugar a juegos de lanzar y recoger
  • Parece una persona torpe

Es importante poder realizar una revisión médica, ya que la ambliopía no es evidente sin un examen de la vista. 

Es especialmente aconsejable acudir al oftalmólogo, en el caso de antecedentes familiares con algún tipo de desorden visual, ambliopía, estrabismo, cataratas infantiles o cualquier otra patología ocular que pueda ser hereditaria.

Detección del ojo vago en bebés

Los primeros signos de ambliopía en bebés pueden variar de un bebé a otro, pero hay algunos síntomas que pueden ser una buena pista que nos indica que puede estar presentándose una ambliopía.

Por ello es preciso observar de cerca de qué manera se comportan y se mueven los ojos de nuestro bebé: 

  • Hay bebés con ambliopía que tienen uno de los dos ojos que se desplaza hacia dentro u otro ángulo distinto
  • Puede tener un párpado caído
  • Puede cerrar un ojo más frecuentemente que el otro. 
  • Cuando empieza a crecer puede que cubra con una mano el ojo vago para así ayudarse a concentrarse mejor.

En los primeros 4 meses la visión del bebé, todavía es borrosa y nuestro hijo se irá adaptando poco a poco a su entorno, por eso es normal que sus ojos puedan cruzarse de vez en cuando, lo que es normal dentro de su desarrollo infantil. 

No obstante, la única forma de conocer a ciencia cierta si nuestro bebé tiene un ojo vago es solicitando una cita con el doctor para que pueda chequear su vista y valorar su caso.

Detectar el ojo vago en niños

Cuando un niño tiene un ojo vago, en muchos de los casos, ni siquiera él mismo sabe que tiene un problema visual

El niño está viendo lo que ha visto desde siempre y desconoce que lo que ve, podría ser aún mejor.

Entonces nosotros como padres, ¿cómo podemos detectar si nuestro hijo o hija tiene un ojo vago? 

Hay algunos detalles que podemos percibir en nuestro hijo que pueden darnos la pista para sospechar que puede tener un ojo vago.

Un niño ambliope suele tener problemas con la percepción en profundidad ya que su visión binocular o en 3D suele ser limitada o deficiente. 

  • Puede que nuestro hijo tenga problemas para atrapar o tirar objetos
  • Se tropiece a menudo, se choque con las cosas, las paredes u otras personas y parezca torpe
  • No le guste, no muestre interés o tenga dificultad para jugar a pelota, al practicar algún deporte, es preciso disponer de la capacidad de espacio y profundidad y para ello, se necesitan los dos ojos para así saber a qué distancia exacta se encuentra las cosas y personas a nuestro alrededor
  • Tenga problemas para definir mal la proximidad de otra persona al estar en contacto, teniendo una conversación por ejemplo
  • Puede afectar en el rendimiento en el colegio, ya que puede tener dificultad en las habilidades motoras finas, al escribir puede saltarse letras en una palabra, puede tener dificultad a la hora de escribir en una misma línea, en aprender a leer, lee más despacio de lo normal o se salta frases enteras o las repite, problemas a la hora de identificar las letras, desconcentración, problemas con las matemáticas, etc.
  • Gire la cabeza al ver la  televisión
  • Frote sus ojos, entrecierre o cubra uno de los ojos, puede ser una señal de que uno de sus ojos es más débil y el niño se encuentre haciendo ajustes para mejorar su visión.

Sería recomendable poder realizar un examen visual ya desde los 6 meses o el primer año de edad para poder detectar a tiempo cualquier anomalía en la salud visual del niño. 

Como sabemos, es importante poder detectar la ambliopía cuanto antes, especialmente antes de que el sistema visual esté completamente desarrollado para que el tratamiento pueda ser lo más efectivo posible.

El niño ambliope puede pasarse años sin ser tratado al desconocer que sufre de ojo vago si no se ha realizado anteriormente un chequeo dónde se haya podido detectar.

¿Cómo detectar el ojo vago en adultos?

La ambliopía generalmente ocurre durante los primeros años de vida y suele ser el resultado de un desarrollo visual pobre. 

Por ese motivo, la posibilidad de desarrollar ojo vago en edad adulta es muy poco probable.

Por el contrario, hay muchos adultos que todavía padecen ojo vago y sus características no difieren de los niños. 

Y lo cierto es que, la ambliopía puede también tratarse en edad adulta según lo demuestran una gran cantidad de estudios. Gracias a que los circuitos del cerebro puede cambiar a cualquier edad, pese a la idea generalizada de que a partir de los 8 años, el ojo vago no puede ser eficazmente tratado

Y es que, independientemente de la edad de la persona, el sistema visual (compuesto por los ojos, las vías visuales y el cerebro) puede volver a entrenarse gracias a la plasticidad del cerebro. En el caso particular del ojo vago, se puede entrenar la visión binocular, causante de la ambliopía.

También es cierto, que el tratamiento es más eficaz cuando se realiza a una edad más temprana, ya que la plasticidad del cerebro también disminuye a medida que la persona va envejeciendo. 

Pero nunca es demasiado tarde y siempre es posible volver a entrenar el sistema visual a cualquier edad para poder así tratar la ambliopía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad