Reseña – Tanta Inteligencia, Tan Poco Rendimiento De Pilar Vergara

Compartir nos ayuda!

Tanta inteligencia tan poco rendimiento de Pilar Vergara es un libro que no podíamos dejar de comentar después de haber leído su otro libro ‘Estrabismo y Ojo Vago’ debido a todo lo que nos ha aportado en cuanto a conocimiento sobre tratamientos para tratar la ambliopía.

¿Por qué hemos elegido el libro Tanta inteligencia, tan poco rendimiento’?

Hay muchos niños que son ‘etiquetados’ o tratados incorrectamente porque no se ha tratado la causa del problema: su sistema visual no ha sido todavía madurado correctamente. 

Y este concepto no es sabido por muchas familias, profesores o diferentes profesionales. Por eso nos ha parecido apropiado dar a conocer este libro, para que llegue a la mayor cantidad de personas posibles. Para que de esta manera, niños que han sido tachados de vagos, desinteresados o poco inteligentes, puedan ser escuchados y tratados con el tratamiento que precisan. 

El sistema visual se engloba más allá de los ojos y de su agudeza visual para ver correctamente de lejos, es un proceso mucho más complejo que eso. Alrededor del 80% de los estímulos que percibimos, comprendemos y recordamos vienen de nuestro sistema visual. No es suficiente con ser capaces de ‘ver bien’ sino que también tenemos que ser capaces de comprender lo que estamos viendo.

Existen muchos niños que su ritmo de aprendizaje no es el mismo que su inteligencia ya que su sistema visual todavía  no ha madurado lo suficiente para asimilar lo que se pretende que el niño aprenda en ese período. 

Según una nota de prensa de 2012 del Colegio de Ópticos Optometristas de la Comunidad Valenciana “el 30% de los fracasos escolares pueden tener su origen en problemas visuales no detectados”.

¿Quién es Pilar Vergara?

Pilar Vergara Giménez es una optometrista comportamental nacida en 1968 en Albacete, España. 

Inició sus estudios en la Escuela Universitaria de Óptica y Optometría de la Universidad Complutense de Madrid en 1989, desde entonces ha realizado gran cantidad de cursos de posgrados y prácticas clínicas tanto en entidades privadas como públicas, formándose junto al Dr. Robert Sanet.

A su vez, ha impartido muchas conferencias y cursos tanto a nivel nacional como internacional y ha sido profesora durante años, ha trabajado junto a la dra. Plou en la visión deportiva y con el equipo olímpico español de tiro.

Ha sido pionera en nuestro país en el tratamiento de Syntonic y en las alteraciones visuales causadas por traumatismos. Ha sido cofundadora y directora del Centro de Terapia Visual Skeffington en Madrid durante 10 años y actualmente, dirige el Centro de Optometría Pilar Vergara en su ciudad natal, Albacete desde el 2008.

A su vez, forma parte y tiene un papel activo en las instituciones más prestigiosas sobre Optometría Comportamental, tanto europeas como estadounidenses tales como: College Of Optometrists in Vision Development (COVD), Optometric Extension Program (OEP), Behavior Optometry Academy Fundaction (BOAF) y Neuro-Optometric Rehabilitation Association (NORA), además de ser miembro fundador de la Sociedad Internacional de Optometría del Desarrollo del Comportamiento (SIODEC) desde 2008 de la cual es la secretaria y la directora del comité científico del congreso internacional SIODEC. 

También cabe decir, que ha recibido varios premios por su excelencia profesional, así como en reconocimiento por sus 30 años de carrera profesional y expandir la optometría a nivel internacional.

Contenido del libro Tanta inteligencia, tan poco rendimiento

El primer libro escrito por Pilar Vergara al que se le conoce cariñosamente como ‘El libro Azul’ vió la luz de su 4ª Edición en abril del 2019.

Se trata de un libro muy ameno y de fácil lectura, lo que posibilita que cualquier persona sea profesional o no, pueda entender los conceptos que Vergara propone durante la lectura.

Se compone de 21 capítulos además de 6 anexos y varias informaciones complementarias a tener muy en cuenta cuando se habla de salud visual, tales como la higiene visual o ejercicios de estimulación visual para realizar en casa o en el colegio.

A lo largo del libro, Pilar Vergara nos muestra en qué consiste la visión y nos enseña la diferencia entre vista y visión, y es que la vista es una parte de la visión. La vista se desarrolla en los ojos y la visión, entre los ojos y el cerebro. 

Tal y como Vergara nos indica, podemos ver al 100% pero no por ello significa que podamos darle significado a lo que estamos viendo, en esto precisamente consiste la visión: en poder ser capaces de identificar, entender e interpretar lo que estamos viendo. “Nacemos con vista pero la visión se aprende”.

La visión se va desarrollando desde que nacemos y hay muchas áreas implicadas, las habilidades visuales que suelen dar más problemas con el aprendizaje son: la agudeza visual, la coordinación ocular, la coordinación ojo-mano, la habilidad de enfoque, la reproducción de la percepción visual de las formas, la memoria visual y visualización y los conceptos direccionales (dirección visuo-espacial). 

En el aprendizaje, la visión juega un papel muy importante y es que la mayor parte de los estímulos que recibimos vienen de nuestra visión. A su vez, la utilización de la visión a la que nos vemos sometidos en nuestra sociedad actual (rebosante de pantallas digitales e interminables horas con un enfoque de mirada cercana), no es la misma a la que estaban acostumbrados nuestros ancestros, con una visión periférica la mayor parte del tiempo al aire libre, en movimiento y en tres dimensiones.

No le hemos dado tiempo a la evolución del ser humano, para que el sistema visual se acostumbre al tipo de rutina que le damos en la actualidad, nuestros ojos y los de nuestros hijos no están ‘diseñados’ para mantener la vista en un punto fijo cercano durante muchas horas y en dos dimensiones.

Este hecho desencadena estrés visual, ya que exigimos demasiado a nuestro sistema visual. El sistema visual se acostumbra a esta realidad, pero su eficacia se ve afectada y aparecen problemas refractivos como la miopía o hipermetropía y problemas acomodativos como el ojo vago (ambliopía).

Tal y como indica Pilar Vergara, en muchas ocasiones a los niños se les somete a cargas para las que su sistema visual todavía no está preparado, cada vez se les enseña a leer y escribir antes, momento en que sus sistemas visuales todavía no están totalmente desarrollados, lo que dificulta el aprendizaje.

Por ese motivo, muchos niños al tener un sistema visual inmaduro no consiguen aprender lo que se les propone y pueden tener dificultad en enfocar, hay niños que pueden ver las letras en movimiento o verlas dobles y piensan que así es como ha de verse en realidad. Por ese motivo, no son capaces para mantener su atención por mucho tiempo prolongado ya que les es prácticamente imposible, igual que nos ocurría a cualquiera de nosotros.

El problema radica en que no se trabaja la causa, que es el inmaduro desarrollo del sistema visual de los niños y se les trata como niños vagos o niños con déficit de atención o niños hiperactivos, cuando en realidad no lo son. Al tratar la causa y facilitarle las herramientas necesarias, estos niños demuestran que son tanto o más inteligentes que el resto de niños.

Pilar también nos muestra cuáles son los tratamientos optométricos más utilizados para tratar los problemas de aprendizaje relacionados con la visión y éstos son: lentes, prismas gemelos o microprismas, terapia visual, fototerapia Syntonic, reflejos primitivos y otros como hojas de filtros de colores.

Para finalizar su libro, lo hace con una serie de historias reales de pacientes que han sido tratados por problemas en el aprendizaje relacionados con la visión.  

¿Qué hemos aprendido del libro de Vergara?

Con este libro hemos aprendido que la visión va mucho más allá de lo que la mayoría de nosotros puede creer en un principio y está ampliamente relacionadas con muchas otras áreas de las que no podríamos imaginar.

Cualquier actividad que desarrollamos está íntimamente relacionada con nuestro sistema visual aunque la mayoría del tiempo no lo tengamos en cuenta, como por ejemplo tocar un instrumento o practicar un deporte. 

Pensamos que nuestras manos o nuestras piernas son importantes, pero nos olvidamos de la importancia que tiene nuestra visión para poder completar el ejercicio o acción que nos propongamos.

¿Cómo poder pasar por alto entonces, la visión en el aprendizaje? ¿Cómo poder pedirle a un niño que se mantenga 5-7 horas sentados en su pupitre leyendo y escribiendo, cuando las letras que se le presentan delante están en movimiento? ¿Cómo se le puede tachar de vago a un niño por qué no puede darle significado a lo que está viendo?

Pilar Vergara nos muestra con su libro Tanta inteligencia, tanto rendimiento que si tratamos correctamente el problema, que no es otro que el desarrollo del sistema visual del niño, esté puede ser capaz de llegar a su máximo potencial tanto en el aula como fuera de ella.

Estudios relacionados con los problemas de visión relacionados con el aprendizaje

Pese a que no hemos podido encontrar una amplia bibliografía académica que relaciona los problemas de visión con el aprendizaje, añadimos una selección de artículos que tratan especialmente los problemas con la lectura:

En el siguiente enlace podemos encontrar un artículo que nos habla de la relación entre los problemas de aprendizaje, la dislexia y la visión y la importancia de tratarlo de forma multidisciplinar, ya que como hemos visto, la visión no se trata solo de los ojos, sino que abarca muchas otras áreas y la coordinación de todas ellas. 

Por tanto hay que considerar el hecho de contar no solo con el apoyo del oftalmólogo y el optometrista para el aprendizaje y la lectura, sino también del especialista en la educación, psicólogo, psiquiatra, fisioterapeuta, pediatra así como de los propios padres.

En este otro artículo, nos muestra las dificultades en la lectura y la lentitud en la lectura y cómo este hecho puede repercutir en el aprendizaje y el rendimiento académico de los niños.

Acabamos este apartado con un trabajo final de grado el cual analiza la influencia de los problemas de la visión en el aprendizaje infantil en un aula de 28 niños de 5 años.

¿Dónde se puede encontrar y comprar el libro Tanta inteligencia, tan poco rendimiento?

El libro Tanta inteligencia, tan poco rendimiento podemos encontrarlo en la propia página de su autora Pilar Vergara o en cualquier plataforma de venta online como Amazon.

Conclusión, ¿para quién está dirigido el libro de Pilar Vergara?

Podríamos recomendar esta lectura a cualquier padre, madre o persona cercana a un niño el cual se intuya que pueda tener algún problema que esté afectando su aprendizaje.

Como nos muestra el libro de Pilar Vergara, hay niños que presentan síntomas y signos que son los mismos que se desarrollan al sufrir por ejemplo, déficit de atención de memoria, dislexia, etc… pero en realidad, lo que tienen son problemas visuales, los cuales han de ser tratados con un tratamiento distinto al que se emplea para estos casos.

Por lo tanto, este libro está dirigido a todas aquellas personas que no saben porque ese niño tiene un rendimiento escolar tan pobre y desconocen qué hacer para que su rendimiento mejore.

El mejor consejo que podemos sacar de esta lectura es, acudir a un profesional de la visión para que realice un estudio general de la visión y que pueda descartar en primer lugar algún problema visual que pueda estar afectando el rendimiento escolar del pequeño.

Y la importancia que remarca Pilar Vergara, del trabajo conjunto y multidisciplinar entre los distintos profesionales: optometrista, psicólogo, logopeda, fisioterapeuta, profesor, etc. para trabajar y tratar al niño con el tratamiento que se adecue a su situación en particular.